Los azules rinden culto a la Virgen de los Dolores y al Yacente en la casa del paso

A. S. LORCA.
Tres fieles rezan a los pies de la Dolorosa y el Yacente. :: S. M. L. / AGM/
Tres fieles rezan a los pies de la Dolorosa y el Yacente. :: S. M. L. / AGM

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, ha habilitado un espacio en su casa museo para dar culto a la Santísima Virgen de los Dolores y al Cristo de la Buena Muerte, titulares de la cofradía. Las dos imágenes presiden el altar que se ha instalado en el despacho de protocolo del Paso Azul, en la primera planta. Decenas de azules acuden cada día para rezar a los pies de las dos imágenes que tuvieron que ser rescatadas de la iglesia de San Francisco tras los daños registrados en el templo durante los terremotos.

La capilla permanecerá abierta de lunes a viernes de 10 a 13.30 horas y de 17 a 19.30 horas. Los sábados abrirá en horario de mañana. En la improvisada capilla se han colocado dos reclinatorios para poder orar. Las imágenes se pudieron sacar del templo instantes antes de que se produjera el segundo terremoto que rajó, literalmente, la torre campanario de San Francisco. En los días posteriores también se consiguió sacar el conjunto escultórico de la Coronación de Espinas, así como el resto de tallas que se custodiaban en la iglesia, catalogada como monumento nacional.

Fotos

Vídeos