«El hospital no debió construirse en la zona donde está la falla»

«No es excepcional que el segundo temblor sea más intenso que el primero; en Mula ocurrió lo mismo hace unos años»

ANTONIO LÓPEZ ANLOPEZ@LAVERDAD.ESCARTAGENA.

Tomás Rodríguez Estrella es profesor de Geodinámica Externa de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y un perfecto conocedor del subsuelo que pisamos. Lleva años estudiando el porqué de los terremotos y el movimiento de las placas tectónicas.

- ¿Se pudo predecir el seísmo?

- Se podría haber predecido en esa zona, porque la falla de Alhama de Murcia pasa justamente por allí, pero no cuándo. Tampoco de esa magnitud, aunque no es inédito. Ésta pasa próxima al Hospital Rafael Méndez y la parte alta del casco antiguo, precisamente las zonas más afectadas por el seísmo. No se debió construir ahí. En Lorca ya hubo uno en 1579 de 8 en la Escala de Richter y otro, en 1674 de 9, que mató a 40 personas.

- En todo caso, ¿qué probabilidad había de que ocurriera?

- Eso nunca se sabe. Es imprevisible, al menos hasta ahora. Estamos investigando con una sonda de medida de temperatura, presión atmosférica y gas radón a unos 150 metros de profundidad. Antes de que se produzca un terremoto se detectan altas concentraciones de este elemento químico, pero el estudio hay que perfeccionarlo. Hay veces que funciona y otras que no.

- ¿Qué es lo que ocurrió ?

- Que la falla se movió bruscamente. Ésta lo hace lateralmente. El bloque septentrional se movió al oeste, y el meridional hacia el este. Es continuado y casi todos los día hay, lo que pasa es que sólo lo perciben los perros y los gatos.

- ¿Por qué la réplica fue de mayor magnitud que el primer temblor?

- Normalmente es al revés. Pero en la Región no es la primera vez que se da. En el de Mula también pasó lo mismo. No es un caso excepcional. La explicación es que primero se abre un poco la falla, libera parte de la energía y después se abre aún más.

- ¿Cómo influye la profundidad?

- Es casi lo que más importa. El epicentro se localizó en la pedanía de La Hoya, entre Lorca y Totana, a unos 10 kilómetros de profundidad. Cuanto más cerca de la superficie, más destructivo. Si hubiera sido a un kilómetro como dijeron en un principio la devastación habría sido mayor. También es normal que se den en el sur de la Región, porque aquí la corteza terrestre es más delgada y por eso, además de que ocurran terremotos, también exista termalismo.

- ¿De qué tipo es la falla?

- Del tipo de desgarre, como la mayoría de la Región. Otra diferente es la de la costera sur. Ésta se mueve en bloques lateralmente. Se trata de una falla inversa que monta el bloque meridional sobre el septentrional. El terremoto más importante, ligado a esta falla, tuvo lugar en 1048 y se abrió la tierra.