El embajador de Arabia Saudí espera que su país haga más inversiones en la Región

El diplomático participó en el foro de Oriente Medio de la UPCT, donde apoyó la creación de empresas árabes como Sabic

SUSANA MENDOZACARTAGENA.
El embajador entra a la sala seguido por Domingo Segado. ::                             A.GIL/
El embajador entra a la sala seguido por Domingo Segado. :: A.GIL

«Espero que el Gobierno de Arabia Saudí realice más inversiones en Murcia y en España». Así de tajante y escueto fue ayer el embajador de ese país en España, el príncipe Saud Bin Naif Bin Abdulaziz Al-Saud, durante su visita a la Universidad Politécnica para participar como ponente en el Foro de Oriente Medio, celebrado en la Facultad de Ciencias de la Empresa, en el antiguo CIM.

El embajador expresó su interés por la implantación de empresas árabes en la península, tal y como ocurrió con Sabic en Cartagena hace dos años, y comentó que espera que «la valoración económica de los proyectos sirva de impulso a las empresas que se creen aquí».

A preguntas de los periodistas, el diplomático habló sobre las últimas revueltas en varios países árabes. Al-Saud expresó su pena por «todo lo que está pasando, por las pérdidas humanas y víctimas que están cayendo, pero al mismo tiempo creemos que los pueblos y las naciones tienen todo el derecho a elegir su destino y su futuro, y esto nadie lo puede negar a ningún pueblo concreto».

Como solución, «en estos momentos algunos países han cambiado ya de postura y han tomado el mando de las revueltas, pero creemos que el diálogo es lo principal para resolver cualquier conflicto, no el arma o las guerras».

Tierra a cambio de paz

Sobre el temor de que pueda surgir en Occidente algún tipo de radicalismo de tipo terrorista dijo que «por supuesto la inestabilidad en cualquier sitio es un buen clima para fomentar el terrorismo, por lo que lo más importante es utilizar la razón y ejercer el diálogo para acabar con estos fenómenos tan peligrosos, que pueden crecer». Además, añadió que «en las últimas 24 horas hay unos movimientos africanos que pueden poner solución a este problema y esperemos que sea verdad y pronto».

En su ponencia, el príncipe habló sobre la iniciativa presentada por su país en la cumbre árabe en Beirut, en 2002, basada en una solución pacífica y duradera en Israel, de devolver la tierra a cambio de paz.

Saud Bin Naif explicó que la palabra paz, «es el lema de la nación islámica, el verdadero título de sus principios».

«El mundo árabe no es partidario de la guerra y la destrucción, pero tampoco suplicamos la paz de quien no la quiere. Me gustaría señalar que Israel, como fuerza de ocupación, tiene la plena responsabilidad del deterioro de la situación en los territorios palestinos. La paz es la única solución para poner fin al conflicto árabe-israelí», añadió el diplomático durante su intervención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos