La Virgen marraja reforma su trono y le quita 260 kilos

El escultor Arturo Serra ha tallado la nueva base del paso de la Soledad, al que se le ha añadido una sexta vara y dos cartelas con luces

SUSANA MENDOZACARTAGENA.
La Soledad cubierta de pétalos en una imagen de archivo. ::                             J.M.R./AGM/
La Soledad cubierta de pétalos en una imagen de archivo. :: J.M.R./AGM

La Agrupación de la Santísima Virgen de la Soledad, de la Cofradía Marraja, ha renovado su trono manteniendo el estilo de la peana y el templete. Con la reforma se ha rebajado un 15% el peso, se ha añadido una sexta vara y dos cartelas más que «lo hará más esbelto», según el presidente de la agrupación, Manuel Ponce.

El trono conservará la antigua peana y el templete que son del siglo XVIII, según Ponce, «una joya de las que no se podía prescindir». El escultor Arturo Serra ha tallado los relieves que lleva alrededor el nuevo cajón que sirve de base el trono. «El objetivo ha sido conservar el estilo y la estética de la parte superior y que no se rompiera con el primer nivel que ha sido lo tallado por Serra», explicó Ponce.

Los laterales serán curvos, con huecos en los que habrá relieves representativos de los dolores de la Virgen. Tres en cada lateral, que «culminan con la Virgen, imagen de José Capuz», en palabras del presidente. El frontal tiene forma ovalada hacia dentro, con un 'Ave María' central tallado, rematado con la corona real. Mirándolo de frente se ve el anagrama en medio y a los lados las palabras 'Gratia' y 'Plena', de tal forma que se podrá leer: «Ave María Gratia Plena».

Portapasos con menos peso

En las cuatro esquinas, en el mismo nivel, colocarán cuatro elementos decorativos en color dorado, para no perder la armonía con el resto del trono. La decoración floral también cambiará, ya que se eliminará la habitual 'M' en rosas blancas que presidía el frontal del trono marrajo del Viernes Santo.

Manuel Ponce comentó que el cambio permitirá rebajar en 260 kilos el peso del trono, que era de 1.740 kilos en procesión. Además, «el anterior llevaba las baterías en un carro aparte, conectado con cables. Todo eso también se ha quitado. Ahora las baterías irán debajo, serán de bajo consumo y se eliminan los 'portacables' y el carro», añadió.

Otro de los cambios significativos en la colocación de una sexta vara, con lo que «aunque no se incremente el número de los portapasos, irán más desahogados y más cómodos», explicó Ponce. Hasta el momento está previsto que salgan 145 hermanos, siete más que el año pasado.

Ponce añadió que para esta reforma la agrupación ha ahorrado durante cinco años y ha sido «austera» en todos sus gastos.