La prórroga de Juan Pablo

Los amigos de un futbolista del Beniel fallecido en 2008 por un problema cardiaco reúnen 1.500 firmas y logran que el Ayuntamiento le dedique el nuevo campo

JORGE G. BADÍABENIEL.
Una imagen de Juan Pablo en un partido de fútbol. ::                             LA VERDAD/
Una imagen de Juan Pablo en un partido de fútbol. :: LA VERDAD

«Se trata de algo más que un homenaje, era un jugador de cantera y hay que transmitir sus valores». Son las palabras de Chema, que sigue teniendo en sus pensamientos a su compañero de vestuario y amigo Juan Pablo Valero Carreras, que por esas paradojas macabras de la vida se marchó mientras disfrutaba de su gran pasión: el fútbol, hace ya dos años y diez meses. Todo ocurrió un 30 de abril de 2008, cuando el corazón de Juan Pablo dijo basta para caer fulminado por una hipertrofia coronaria en las instalaciones deportivas Monte Romero de la Universidad de Murcia, en Espinardo.

Pero ese partido que terminó para Juan Pablo Valero Carreras a los 22 años no hizo nada más que comenzar para Chema, Miriam, Baldo, Patricio, Fran, Ramón, Ángel, Cristina, Verónica, Alba e Inma, todos ellos compañeros de fútbol, del colegio y del instituto, que siempre han compartido un nexo común: la amistad con Juan Pablo. Desde un primer momento afrontaron la pérdida de este estudiante de Ciencias Empresariales, fan de Roberto Carlos, devoto del Real Madrid y lateral izquierdo que siempre lucía el dorsal número 3 con el CD Beniel, «como una lucha contra el tiempo para que no olvidasen su fallecimiento. Una promesa de estas características no puede caer en saco roto, mucho menos cuando en el caso de Chema y Juan Pablo, central y lateral respectivamente del CD Beniel, has celebrado goles, has sufrido la amargura de la derrota y has compartido cientos de minutos defendiendo codo con codo la zaga benielense en los alevines, infantiles, cadetes y en territorial preferente», explican.

Son motivos más que suficientes para que Chema, durante 2010, se convirtiese en el motor de este grupo de amigos que se pusieron manos a la obra y empapelaron la localidad para recabar firmas con un sólo objetivo: bautizar el nuevo campo de fútbol con el nombre de su amigo.

Lograron recaudar 1.500 firmas y se las presentaron formalmente al Ayuntamiento junto a un documento donde argumentaban su petición, recordando que Juan Pablo tanto en el terreno de juego como en la vida «siempre fue un ejemplo de sacrificio, honestidad, compañerismo y juego limpio».

En el deporte como en la vida, el esfuerzo no siempre obtiene recompensa, pero esta vez parece que ese futbolista que nunca llegó a cumplir su sueño de debutar en Tercera División con el equipo de sus amores, el CD Beniel, podrá disfrutar de una 'prórroga perpetua' en el campo de fútbol Juan Pablo Valero Carreras, donde las escuelas municipales y los escalafones inferiores del equipo local entrenarán sobre un césped dedicado a un jugador de cantera.

Mensaje a las instituciones

El nuevo campo anexo al campo de fútbol Villa de Beniel está financiado con 50.000 euros del Consejo Superior de Deportes y unos 150.000 euros del Ayuntamiento. Se levanta en el complejo deportivo de Beniel y lucirá dos placas conmemorativas que se descubrirán mañana viernes, a partir de las 20 horas. Una de las placas estará dedicada a la memoria de Juan Pablo y se aprovechará el homenaje para presentar todas las escuelas de fútbol. Durante la inauguración del campo, a la que está previsto que asistan el delegado del Gobierno Rafael González Tovar, el alcalde de Beniel, Roberto García, y la familia del homenajeado, su padre Manolo, su madre Paquita y su hermano Daniel, leerá un manifiesto recordando «a la Federación de Fútbol y a las instituciones la importancia de que los chequeos médicos sean más exhaustivos como paso previo a obtener una ficha federativa para la práctica deportiva porque la vida de muchos está en juego».