El Museo de la Minería acogerá una colección con más de 600 piezas

Estará en Almendricos a petición de su promotor, un minero fallecido que cedió las piedras y documentos recogidos durante toda su vida

T. M. M.LORCA.
Bartolomé García, en febrero de 2010, con algunos de los minerales de la colección donada. ::                             P. A. / AGM/
Bartolomé García, en febrero de 2010, con algunos de los minerales de la colección donada. :: P. A. / AGM

El futuro museo de la minería de Almendricos ya cuenta con el inventario de todas las piezas que integrarán la exposición y que fueron donadas por Bartolomé García antes de su muerte el pasado verano. Su sueño era que la pedanía contara con un espacio en el que mostrar las piedras que durante toda su trayectoria profesional fue recogiendo en las diferentes canteras en las que trabajó.

La colección, que ayer fue presentada por el alcalde Francisco Jódar, está integrada por medio centenar de minerales y rocas de entre tres y cuatro kilos de peso y unas 600 piezas de un kilogramo. Los técnicos de la Fundación Cidaris de Elche han sido los encargados de realizar las labores de documentación de los bloques y muestras de mano. Los documentos también han sido inventariados, catalogados y digitalizados en casi 3.000 fotogramas por el investigador Joaquín Gris para su futura consulta. De la catalogación de los minerales se ha encargado el paleontólogo del Museo Paleontológico de Elche, Ignacio Fierro.

Bartolomé García llegó a manejar más de un centenar de expedientes de concesiones mineras y permisos de investigación referidos a distintas sustancias minerales. Durante años, las piedras que fue recogiendo las guardaba en la segunda planta de su casa de Almendricos a la espera de que la administración aceptase llevar a cabo la ejecución del Museo. El primer paso ya se ha dado con la catalogación de las piezas, ahora falta concretar la ubicación exacta donde el tesoro de Bartolomé podrá ser admirado por todos sus vecinos y visitantes que se acerquen hasta la pedanías.

Dos son los espacios que se barajan. El primero es en las instalaciones de las antiguas escuelas. El segundo, en un edificio de la Renfe que hay situado junto a la estación de tren. Antes de despedirse, Bartolomé García contó a 'La Verdad', hace ahora un año, cómo le gustaría a él que fuera el Museo de la Minería de Almendricos.

«En el centro se ubicarían las vitrinas con los minerales duros, y a ambos lados, sobre estanterías, se expondrían los equipos que yo utilicé para mis actividades, las autorizaciones para el uso de explosivos, documentos y las revistas de minería. En otra estantería irían unas cincuenta carpetas con miles de informes y numerosos planos, algunos con doscientos años de antigüedad y muchos de ellos oficiales que ni siquiera conoce el Estado. A la derecha del salón pondría los botes de cristal con diversos minerales blandos rotulados con la clase del producto y su procedencia. A la izquierda irían los ejemplares raros y las piezas más grandes».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos