Exposición fotográfica sobre el conflicto de Darfur

Un visitante en la exposición. :: CAM/
Un visitante en la exposición. :: CAM

Sólo queda una semana para visita la exposición fotográfica Darfur. Imágenes contra la impunidad en la sala de exposiciones de Caja Mediterráneo en Murcia. Con esta muestra, la que Obra Social CAM da voz a la realidad y consecuencias del conflicto que vive la región sudanesa de Darfur. El presidente territorial de Caja Mediterráneo, Ángel Martínez, y María Santoyo, coordinadora de la muestra presentaron la exposición que permanecerá abierta hasta el próximo 13 de febrero en la Sala de Exposiciones de Caja Mediterráneo de Murcia, ubicada en la Glorieta de España de Murcia. Darfur. Imágenes contra la impunidad ofrece un testimonio reciente y directo de las dimensiones de la crisis que vive el país africano a través del trabajo de fotorreporteros de reconocido prestigio como Lynsey Addario, Stanley Greene y Álvaro Ybarra Zavala, fotorreporteros que han viajado recientemente a distintos puntos de la región para adentrarse en la realidad cotidiana de los campos de refugiados, de los hospitales, de los poblados expuestos a los ataques, de los campamentos de las distintas facciones enfrentadas, de los hombres, mujeres y niños cuya vida ha sido truncada por la guerra. A través de 80 imágenes de excepcional calidad, la exposición -partiendo de la particular impronta de cada fotógrafo- aporta una visión global y objetiva, pero también cercana y sensible, de una de las peores catástrofes humanitarias de la historia reciente. Cabe destacar, asimismo, que se incluyen imágenes del interior de Darfur, región a la que no suelen tener acceso los reporteros o, al menos, en la que no suelen adentrarse dada su alta peligrosidad. Cabe recordar que Darfur es una región situada en el extremo occidental de Sudán que limita con Libia, Chad y la República Centroafricana. Con una superficie de 500.000 kilómetros cuadrados, concentra a la quinta parte de la población sudanesa. El conflicto que asola la zona se inició en 2003 al agudizarse los arraigados enfrentamientos entre la población negra africana y la de origen árabe, principalmente por el control de los escasos y cada vez más insuficientes recursos naturales.