Valcárcel: «No me someto a la presión ni al chantaje de nadie»

El presidente apela a la serenidad, considera desorbitada la protesta y asegura que la ley está abierta a la negociación

M. BUITRAGOMURCIA.
Los funcionarios agitan su protesta en la puerta de la vivienda de Valcárcel en la Gran Vía. ::
                             N. GARCÍA / AGM/
Los funcionarios agitan su protesta en la puerta de la vivienda de Valcárcel en la Gran Vía. :: N. GARCÍA / AGM

«Que sepa la sociedad murciana que no me someto a la presión ni al chantaje de nadie». Con esta palabras se pronunció anoche el presidente Ramón Luis Valcárcel desde su despacho del palacio de San Esteban, donde siguió el curso de los acontecimientos vividos en la Cámara de Comercio y en la Gran Vía, donde un grupo de manifestantes se concentró ante su domicilio. Valcárcel no asistió a la entrega de premios de la Cadena Ser a petición del director de la emisora. Dejó claro que no habrá marcha atrás en la ley, que calificó de abierta «porque ahora debemos sentarnos a negociar . Sí hay diálogo, en contra de lo que dicen algunos».

El presidente calificó de «desorbitado, desproporcionado y absolutamente injusto» la protesta que se estaba desarrollando cuando hacía estas declaraciones a La Verdad. «Quienes se manifiestan deben tener en cuenta que este gobierno ha dedicado una parte muy importante al gasto social y el dinero que se ha venido invirtiendo en esta legislatura ha contribuido a un aumento muy considerable de sueldos para dignificar al funcionario. Hemos aumentado esos salarios en una situación de crisis, aunque no se quiera reconocer. Y además de eso vamos a dar asistencia médica a más murcianos que se incorporan a esta Región. También hemos incrementado plantillas en esta legislatura. En esto nos hemos gastado el dinero, y asimismo nos ha sobrevenido una ley de dependencia en la que hemos cumplido con nuestro cometidos».

«Los funcionarios, en un porcentaje elevadísimo cumplen de forma muy responsable con sus cometidos, y no merecen que otros quieran colgarles otro papel. Un pequeño porcentaje no puede estropear la buena labor de los funcionarios», añadió.

«Reteguí se quita la careta»

Ante las críticas del PSOE y de IU de despilfarro en las cuentas de la Comunidad, Valcárcel lo niega. «Que no me hablen de asesores. En este gobierno hay 48, junto a 175 de asistencias técnicas sobre un total de 55.000 funcionarios. Eso representa el 0,01% del presupuesto total. ¿Es éste el despilfarro del que hablan algunos? Que digan dónde hay que recortar». Criticó la «actitud sectaria» del Gobierno central de no darle a la Región el dinero que le corresponde y al mismo tiempo de no dejarle que emita bonos para conseguir liquidez. «Si me prohíben endeudarme y me niegan los ingresos, que me digan cómo tengo que pagar». «No voy renunciar a asistir a quienes lo necesitan, por mucho que digan los sindicatos, y quienes protestan y han tenido hasta ahora recursos generosos deben entender que debo tomar medidas coyunturales para ayudar a los más desfavorecidos. Si quieren manifestarse, allá ellos».

El presidente lamentó que un grupo de manifestantes se haya concentrado ante la puerta de su domicilio en la Gran Vía de Murcia, donde apareció Begoña García Retegui. «Se ha quitado la careta», dijo.

Hizo un llamamiento a la serenidad y el diálogo. Ésta es una ley de epígrafes donde hay que sentarse a negociar. Si la reducción de liberados es lo que dice la ley, se puede negociar otro porcentaje. Ahí es donde les pica y les duele a algunos. No es una ley cerrada. Ahora vamos a hablar», concluyó.