Los socialistas abandonan el Pleno al sentirse «insultados»

La diputada del PP Fernández Delgado tacha al PSOE de «adalid de la muerte» durante el debate del aborto en la Asamblea

LA VERDAD MURCIA.

El pleno sobre el aborto que ayer celebró la Asamblea Regional terminó con el abandono de los diputados socialistas del hemiciclo después de que la diputada del PP Belén Fernández Delado asegurase que el PSOE es «adalid de la muerte» por aprobar la nueva ley que regula la interrupción voluntaria del embarazo. Los socialistas se consideraron «gravemente insultados». El diputado de este grupo Domingo Carpena denunció además la «actitud connivente del presidente de la Cámara, que no ha amparado al Grupo Parlamentario Socialista en ningún momento».

Hasta ese momento, lo más relevante del pleno había sido el dato ofrecido por la consejera de Sanidad, Ángeles Palacios: los abortos descendieron en 2009 un 10% en la Región con respecto a 2008. De 5.184 en 2008 se pasó a 4.742 el año pasado. Es un cambio de tendencia, después de más de una década en que las interrupciones voluntarias del embarazo se han disparado. La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ya anunció a principios de semana un descenso de los abortos en toda España. El Gobierno central achaca esa reducción a la venta sin receta de la píldora del día después, pero Palacios defendió ayer que en la caso de la Región el descenso es «reflejo del trabajo diario que se realiza, ya que en los programas de información y seguimiento de métodos anticonceptivos se incrementó la participación, pasando de 23.504 personas en octubre de 2009 a 29.203 en junio de este año, lo que supone un aumento del 24,25%». Palacios criticó además la nueva ley del aborto, y aseguró que sus «deficiencias» se deben a la «improvisación» del Ejecutivo central.

«Un crimen»

Después, el pleno pasó a estar protagonizado por el rifirrafe entre Belén Fernández Delgado y Domingo Carpena. La diputada del PP aseguró que los socialistas pretenden «hacer del aborto un método anticonceptivo», lo que «es un crimen», razón por la que el PP «no puede estar nunca de acuerdo».

Los diputados socialistas abandonaron el pleno cuando Delgado tachó al PSOE de «adalid de la muerte». Antes, el portavoz de Sanidad del grupo socialista, Domingo Carpena, había denunciado que durante los 14 años de Gobierno del PP en la Región, «el número de abortos se ha quintuplicado». Exigió a Ramón Luis Valcárcel «menos demagogia ultraderechista y más información y medidas eficaces». Por su parte, el portavoz de IU, José Antonio Pujante, abogó por «la prevención y el asesoramiento» como medidas ante embarazos no deseados». Instó al PP a que «garantice el derecho a decidir libremente a la mujer».