Sanidad defiende que el personal de los hospitales no salga ni ante una urgencia

Aplica el portocolo de manera «estricta», y dice que la hija de la mujer a la que negaron auxilio a pocos metros del Rosell «debió llamar al 112» en vez de ir al hospital

ANTONIO LÓPEZCARTAGENA.
Una ambulancia frente a la puerta de urgencias del Hospital Santa María del Rosell, en una fotografía de archivo. ::                             J. M. RODRÍGUEZ / AGM/
Una ambulancia frente a la puerta de urgencias del Hospital Santa María del Rosell, en una fotografía de archivo. :: J. M. RODRÍGUEZ / AGM

A pesar de las críticas de ciudadanos, sindicatos, partidos políticos y asociaciones vecinales, la Consejería de Sanidad se mantiene firme en su posición y no cambiará el protocolo en el que se especifica que el personal de un hospital no puede salir fuera del recinto sanitario a atender a un paciente, porque sólo lo pueden hacerlo los facultativos de una ambulancia.

Las críticas por el caso sobre una vecina que pasó más de media hora a pocos metros del Hospital Santa María del Rosell sin recibir asistencia a pesar de tener una brecha en la cabeza y estar tendida en el suelo no han hecho cambiar la opinión a Sanidad. La mujer, de unos 70 años, iba paseando el pasado martes por la tarde con su hija por el Paseo Alfonso XIII cuando tropezó y cayó al suelo. Ante la cercanía del centro, la hija pidió al personal del centro ayuda pero nadie se la dio.

Un portavoz de Sanidad aseguró que el centro actuó según el protocolo de urgencia establecido para este tipo de casos. «En ningún momento se incumplió ninguna normativa sanitaria y el paciente fue atendido conforme la ley», dijo ciñéndose a lo legal.

Ambulancia en 14 minutos

«Ya sea a tres metros del hospital o a tres kilómetros, deben ser los médicos y enfermeros de una ambulancia los que se hagan cargo de un paciente en la calle», añadió. Según este departamento, la ambulancia que atendió a la mujer tardó en llegar sólo catorce minutos y no más de treinta. El portavoz afirmó que la hija de la herida debió llamar desde el primer momento a l 112 para pedir una ambulancia y no ir al centro.

Señaló que si el personal del centro sale fuera podría dejar desatendido a otros enfermos. «Si el protocolo no se cumpliría estrictamente, no funcionaría el servicio sanitario», aseguró. Precisamente, la actitud adoptada por el personal sanitario del Rosell en ese momento ha sido lo más criticado ayer, por colectivos, que coincidieron que por encima de protocolos y normativas rígidas debe primar la humanidad, la lógica y las normas de la ética profesional.

Consejos y argumentos

Lo que aconseja Sanidad en este tipo de accidentes es que en una emergencia con heridos lo primero que debe hacer un ciudadano es llamar a una ambulancia y no tocar al paciente por seguridad.

La razón por la que tuvo que ser una ambulancia de la Cruz Roja de La Unión la que atendió a la mujer, Sanidad dice que no había vehículos disponibles más cerca. Testigos presenciales aseguraron a este diario que, durante la media hora que permaneció la mujer tirada en el suelo, salieron del hospital dos ambulancia e hicieron caso omiso a los avisos de sus avisos y de los de la hija de la afectada.

Según Sanidad, en el entorno de Cartagena hay dos ambulancias tipo Unidad de Emergencia Medicalizada, equipada con todo lo necesario para una emergencia de primer nivel, en el centro de salud del Parchís y en el Hospital Naval. También hay otras dos de Soporte Vital Básico en el Parchís y en Los Dolores. A ellas hay que sumar otras cuatro que pone a disposición la Cruz Roja.