Investigan pequeñas entregas de dinero a ediles del PSOE de Abanilla

Informes policiales recogen que concejales de la oposición podrían haber recibido «contraprestaciones diversas» por no criticar al dueño del macrovertedero

R. F.MURCIA.

El empresario Ángel Fenoll tiene en Abanilla un gran motivo para desear que lo dejen en paz: el macrovertedero que explota en el municipio y que a lo largo de los últimos años ha sido objeto de algunos incidentes graves.

En concreto, y para empezar, los vecinos se han manifestado en varias ocasiones en protesta por la supuesta falta de seguridad y por los malos olores. Además ha sufrido algunos incendios espectaculares, como el de mayo del 2005: la humareda fue tal que decenas de vecinos de Abanilla sufrieron irritaciones y hasta crisis de ansiedad.

Apenas unos días antes, un empleado del vertedero, José Ramón Heredia, había muerto sepultado bajo una montaña de basuras de tal magnitud, que enterró incluso la excavadora en la que iba. Tres días se tardó en rescatar el cadáver.

Razones suficientes para desear que en el municipio, donde además tiene asignada la recogida de basuras, no se le cuestione ni se le descalifique o critique.

Pequeñas cantidades

El denominado 'caso Brugal', que se investiga desde hace más de tres años en un juzgado de Orihuela y parte de cuyas diligencias han sido recientemente remitidas a los juzgados de Cieza, apunta a que Fenoll no habría renunciado incluso a pagar por su tranquilidad. O a suponer que eso es lo que estaba haciendo.

Informes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Judidial sostienen, según fuentes próximas a la investigación, que afiliados del PSOE de Abanilla, que a lo largo de los últimos años han dirigido ese partido o han ejercido como concejales, habrían recibido «contraprestaciones diversas por no cuestionar la figura y las empresas de Ángel Fenoll».

Los ediles citados por la UDEF son José Antonio González Rivera, ex secretario general del PSOE de Abanilla; el actual portavoz socialista en el Ayuntamiento, José Antonio Cutillas Rocamora; Manuel José Martínez Candel, ex portavoz adjunto del Grupo Socialista; Dolores María Mateo Rivera, que entró en el Consistorio como número 4 de la lista del PSOE a las elecciones del 2007, y la ex portavoz -acaba de dimitir- María Dolores Saurín Riquelme.

Los informes policiales hablan, en estos casos, de que habrían recibido «contraprestaciones», en ningún caso demasiado cuantiosos, «a cambio de no cuestionar a Ángel Fenoll ni sus empresas», así como «por renovar el pacto de no agresión».

Fotos

Vídeos