Cutillas: «He venido a luchar contra los corruptos y esto es algo indignante»

R. F.MURCIA.

Atropellado, indignado, destrozado. El actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Abanilla, José Antonio Cutillas Rocamora, no salía ayer de su asombro. «¿Que dicen que yo he recibido qué? ¿Contraprestaciones? Yo al señor Fenoll ni lo conozco; no lo he visto en mi vida. Y me da igual donde figure mi nombre, porque yo soy un hombre honesto como ningún otro. Habrá quizás alguien más honrado que yo en esta región, pero el segundo lo soy yo, y me da igual que eso lo diga el 'caso Brugal' o la Biblia. Yo jamás he recibido nada de nadie. Entré en política para luchar contra la corrupción, para tratar de limpar la mucha basura que hay acumulada, y esto es indignante y absurdo», se lamentaba el edil socialista, que con iguales vehemencia e irritación defendía su honorabilidad. «Soy incapaz de algo así, porque no podría salir a la calle. Van a conseguir que acabe dejando la política; cada vez tengo más claro que en esto sólo sobreviven los corruptos».

Al igual que su compañero de partido, el ex secretario general del PSOE local, José Antonio González Rivera, se preguntaba «si es que en esas diligencias no figuran los nombres de esos políticos locales que se han construido chalés de 200 millones de pesetas. El 'caso Brugal' tendrá que entrar en Abanilla, pero con otra gente».

Pero, mientras Cutillas defendía que jamás ha llegado a cruzar una palabra con Fenoll, su compañero González sí admitía «haber compartido mesa con él en alguna ocasión. Lo único que ha hecho con los socialistas ha sido comprar décimos de la lotería del partido, 30 ó 40 décimos, pero al mismo precio que todo el mundo: 23 euros. No me extrañaría que me hubiera grabado mientras los compraba, porque ese señor iba actuando así con todo el mundo».

Por su parte, Dolores Saurín explicó que había tenido contacto con Fenoll como presidenta de una asociación local. «En un principio sí nos ayudó, hace ya 7 u 8 años, como al resto de asociaciones del pueblo, y el dinero se metió al banco. Es lo único que se me ocurre, pero desde luego nunca fue a cambio de callarme. A mí no me calla nadie».

Manuel José Martínez Candel fue rotundo al señalar que «jamás he recibido contraprestación alguna de ese señor, pero ni de un céntimo de euro».

La edil Dolores María Mateo no respondía ayer tarde a las llamadas de este periódico. Sobre esta última, sus compañeros explicaron que también preside una agrupación local y que quizás ello explicaría que Fenoll le hubiera entregado alguna ayuda.

Fotos

Vídeos