Un escaparate a la historia del Paso Morado

Se ha habilitado un espacio para audiovisuales en tres dimensiones y otro dedicado a la tallas de la Última Cena El museo de la cofradía se reforma con nuevas salas

T. M. M.LORCA.
En la nueva sala para audiovisuales. ::                             SONIA M. LARIO / AGM/
En la nueva sala para audiovisuales. :: SONIA M. LARIO / AGM

De la figurada voz de Nicolás Salzillo, su autor, las esculturas del trono de la Santa Cena cobran vida en la nueva sala de dramatización del reinventado museo del Paso Morado. Una sala que ha sido bautizada con el nombre de uno de sus directores artísticos más recordados, Paco Coronel. Con un 'atrezzo' inspirado en el cenáculo, la sala ofrece a los visitantes la posibilidad de recordar cómo el escultor formado en Nápoles y emigrado a Murcia realizó el conjunto escultórico en el año 1700 por encargo de la cofradía Nuestro Padre Jesús de Murcia.

Fue en el año 1763 cuando el Paso Morado decidió comprar el grupo y desde entonces procesiona cada Jueves Santo en la comitiva religiosa que preside la cofradía lorquina en la Semana Santa lorquina. A través de la tecnología, luz y sonido se amalgaman para revivir el momento de la Última Cena, las palabras de Jesús, las de Pedro o las de Juan. Todo en un original y exquisito montaje que se puede escuchar en inglés, español, alemán y francés.

No es la única novedad en materia de nuevas tecnologías. También se ha dotado al museo de una sala audiovisual, la primera de la ciudad en ofrecer visionados en tres dimensiones. Una sala que también ha sido bautizada con el nombre de otro director artístico, Pedro Mateo. La Semana Santa morada es la protagonista de los vídeos que se exhiben en los que se recogen desde la subida penitencial al Calvario, el paso por la carrera principal de las cofradías, o escenas de otras hermandades como el paso de las cuádrigas. Las imágenes pertenecen a la Semana Santa del año 2009 y en las mismas es un personaje animado, 'El penitente', el que se encarga de realizar las diferentes presentaciones.

Las dos nuevas incorporaciones han obligado a la cofradía a realizar una redistribución de espacios. Se ha creado el 'Rincón del Maestro Carrillo' en honor al escultor que talló las imágenes que procesionan en el trono de 'EL Calvario'. A la exposición de bordados se han sumado nuevas piezas como las túnicas del Tercio de Nazarenos de las Cinco Llagas. Se mantienen las piezas antiguas como las banderas y la túnica del Cristo del Perdón.

La reconversión también ha llegado a la entrada donde se encuentra la recepción y la tienda.