El obispo 'interviene' la Cofradía California

La división interna en la hermandad y las polémicas en varios procesos electorales llevan al Obispado a destituir a la directiva Lorca Planes aprueba unos nuevos estatutos y releva a Moreno Escosa por Juan Carlos de la Cerra

G. MÁRMOLCARTAGENA.
Juan Carlos de la Cerra y el obispo de Cartagena, ayer, en el Palacio Episcopal antes de anunciar los cambios en la Cofradía California. ::                             ISRAEL SÁNCHEZ / AGM/
Juan Carlos de la Cerra y el obispo de Cartagena, ayer, en el Palacio Episcopal antes de anunciar los cambios en la Cofradía California. :: ISRAEL SÁNCHEZ / AGM

Igual que hace el Banco de España con las entidades financieras mal gestionadas, el Obispado de Cartagena intervino ayer por sorpresa la Cofradía California para descabezarla y nombrar un nuevo hermano mayor de transición que estará dos años al frente de una junta gestora. El elegido para sustituir a Juan Manuel Moreno Escosa es Juan Carlos de la Cerra Martínez, antiguo presidente de la Agrupación de la Virgen y hombre considerado de consenso dentro de la Pontificia, Real e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús en el Doloroso Paso del Prendimiento y Esperanza de la Salvación de las Almas.

De la Cerra se apoyará en los nuevos estatutos californios, aprobados por el Obispado 'ad experimentum' por un periodo de dos años. El decreto de aprobación del obispo -firmado el miércoles- también fija en dos años el mandato de la gestora, que deberá informar cada tres meses de sus actos a la Secretaría Diocesana de Hermandades y Cofradías.

Además del anterior hermano mayor, han sido relevados por decreto todos los miembros del cabildo de mesa (directiva de la cofradía). Lorca Planes también deja en funciones a todos los presidentes de agrupaciones y juntas de damas hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

Los cambios fueron anunciados ayer por el obispo en una rueda de prensa celebrada en Murcia. A ella asistieron De la Cerra, y el delegado episcopal de Hermandades y Cofradías, Silvestre del Amor, pero no Moreno Escosa.

El Obispado de Cartagena se esforzó por dar naturalidad al relevo, que fue justificado como el desenlace obvio al plazo de dos años dado a la anterior mesa de la cofradía para configurar unos nuevos estatutos y el inicio de una etapa de otros dos años para adaptar la cofradía a esos nuevos cánones. Pero en los últimos quince meses han sido aprobadas nuevas reglas en las cofradías Marraja y del Resucitado sin la necesidad de relevar a sus hermanos mayores.

Gestión polémica

¿Cuál es la clave de la destitución de la anterior mesa? Los continuos conflictos internos durante los dos últimos años y que tuvieron como punto de partida la elección de presidente en la agrupación más numerosa, influyente y poderosa: la de San Juan. Ese proceso acabó impugnado y la agrupación, intervenida por la cofradía también por orden episcopal. Como consecuencia de todo ello ha habido una división interna cada vez más extendida, la expulsión de cuatro hermanos de larga trayectoria y reconocido peso californio, así como un sinfín de discrepancias trasladadas a otras agrupaciones. Todo eso era seguido de cerca por el Obispado. De ahí su decisión de intervenir y de hacerlo en un mes sin actividad cofrade para atenuar revuelos.

En el Palacio Episcopal creen que la elección de Juan Carlos de la Cerra para que dirija a los californios en esta etapa de transición ayudará a calmar los ánimos pronto. De la Cerra, de 57 años de edad y coronel interventor militar, está considerado un californio de consenso. Pertenece a una familia de gran tradición procesionista, ha sido presidente de la Agrupación de la Virgen -la del Primer Dolor fue coronada durante su mandato- y en él se pueden ver representados quienes en los últimos años se han ido apartando de manera discreta de la cofradía por no compartir su nuevo rumbo.

Silvestre del Amor definió así al nuevo hermano mayor: «Es un hombre cristiano, católico practicante y de Iglesia, que es cartagenero y fiel a sus tradiciones, que el apellido De la Cerra es uno de los más antiguos de la Cofradía California y que dispone de la capacidad de gestión y mentalidad jurídica requerida».

El hermano mayor relevado, Juan Manuel Moreno Escosa, dijo ayer a 'La Verdad' no estar al tanto de la decisión episcopal. «Es la primera noticia que tengo», dijo.