Buscan con apoyo aéreo a un anciano de 75 años escapado de una residencia

70 efectivos peinan Alcantarilla y Murcia tratando de hallar a Pedro Cutillas, que sufre demencia senil y sigue tratamiento médico

JORGE G. BADÍA
Pedro Cutillas. ::
                             CEDIDA/
Pedro Cutillas. :: CEDIDA

«¿Reconoce a este hombre? ¿Le suena su cara? ¿Dónde ha visto a Pedro?». Desde el pasado viernes estas son las preguntas más repetidas por los efectivos de Guardia Civil, Policía Nacional y Local, Cruz Roja, Protección Civil, Asociación de Salvamento y Rescate, pero sobre todo, por los familiares de Pedro Cutillas. Un anciano de 75 años de edad que a pesar de su demencia senil, logró escapar de la Residencia Virgen de la Salud de Alcantarilla.

El azar provocó que pasadas las 19 horas del viernes, Pedro, se encontrase en la planta baja de la residencia, justo cuando la puerta principal se abría para recibir una visita, que le permitió salir a la calle sin problemas gracias a su indumentaria: lucía ropa de calle, una camisa de manga larga de cuadros y un pantalón de color beis. Tras percatarse de su ausencia, durante 60 minutos de agonía, el personal del centro intentó buscarlo sin éxito.

Pasadas las 20 horas la noticia caía como un jarro de agua fría sobre la familia.»Me dijeron que se les escapó, aprovechando las circunstancias, y que no daban con él», recuerda el mayor de sus tres hijos, Andrés Cutillas. Durante toda la noche, Guardia Civil, Policía Nacional y Local de Alcantarilla buscaron a Pedro por el término municipal. En la mañana del sábado eran 40 efectivos y 18 vehículos, los que se ocupaban de peinar el extrarradio del municipio y las pedanías de Nonduermas, La Raya, Era Alta y Aljucer, entre otras.

Al operativo también se sumaba el helicóptero de la Dirección General de Emergencias, dando batidas a partir de las 14 horas, para que los efectivos y familiares pudiesen recuperar fuerzas. Llegada la tarde se sumaron voluntarios de Lorca y Archena para retomar la búsqueda por zonas desabitadas, de huerta y por la vía del tren en dirección Murcia.

Sobre la pista

Los últimos testigos que vieron a Pedro, «fueron unos chavales que le dieron comida y bebida en el Barrio de Florentino Gómez el viernes», según explicaba después de 24 horas sin dormir uno de sus nietos, Jesús Cutillas: «Dicen que no dejaba de repetir 'voy a Murcia'». Las patrullas de vigilancia de ADIF y la Policía Local de Murcia, también colaboraban con el dispositivo, que suma ya más de 70 efectivos por los términos municipales de Alcantarilla y Murcia. La búsqueda cesó a las 21.30 horas ayer, y se temía por su estado de salud porque Pedro sigue un tratamiento.

Fotos

Vídeos