«La bicicleta no es ningún estorbo; es un coche menos»

Manuel Martín Fernández Coordinador nacional de la plataforma Conbici«Las ciudades están preparadas para que sean lo que queramos, quizás los que no estemos preparados para el cambio somos nosotros»

T. M. M.LORCA.
Manuel Martín Fernández, en la calle Corredera. ::
                             PACO ALONSO / AGM/
Manuel Martín Fernández, en la calle Corredera. :: PACO ALONSO / AGM

Su nombre va necesariamente ligado al de la defensa de la bicicleta como medio de transporte. No es un discurso nuevo para él. Lleva años reclamando medidas para incentivar el uso de vehículos sin motor con el fin de hacer una ciudad más sostenible. Recientemente ha sido nombrado coordinador nacional de la Plataforma Conbici, que reúne a asociaciones de todo el país y también de Portugal. En su persona, Lorca se convierte en epicentro de los millones de persona en la Península que prefieren vivir a pedales.

-Usted fue uno de los impulsores de la defensa de la bicicleta como medio de transporte en Lorca. ¿Cuando inició esta lucha? ¿cuánto se ha avanzado?

-Cuando con catorce años vivía en Madrid ya me desplazaba en bici y asistía a las fiestas populares reivindicando su uso. Años después intenté individualmente en Lorca contagiar a otros compañeros hasta que en el 2007 fundamos entre varias personas Lorca Biciudad. A partir de aquí, todo fue más fácil ya que aunamos muchas voluntades en favor de la Movilidad Sostenible. Desde entonces, a través de acciones y campañas de comunicación con muy poco dinero hemos conseguido hacer llegar nuestro mensaje a muchas conciencias que al día de hoy saben que deberían de utilizar menos el coche, ya que eso tiene unas consecuencias en el aire que respiramos. Este punto de partida ya es importante, ahora es el Ayuntamiento y en general las instituciones las que tienen parte del trabajo hecho para continuarlo con decisión y más medios. Nosotros les apoyaremos siempre.

-¿Qué le ha defraudado a lo largo de todos estos años?

-En estos años la lucha está siendo muy dura, pero no puedes pararte a pensar quien o qué te defrauda. Prefiero quedarme con los que aportan y animan creyendo en lo que hacemos y sobre todo a los que de vez en cuando vas viendo que se atreven a salir con su bici por las calles y se convierten en usuarios.

-¿Qué queda por hacer?

-A los niños les encanta salir en bici y mediante el hábito y los caminos escolares seguros tenemos que conseguir que continuen haciéndolo con 16 años. Esa es la clave a mi juicio para que esto cambie decisivamente. Y lógicamente tomar medidas coherentes para garantizar la seguridad de ciclistas y peatones en la ciudad limitando el acceso del tráfico privado. Carriles bici, pacificación del tráfico, más calles de coexistencia, etcétera. Y por supuesto concienciación mediante campañas de fomento y algunas reformas legislativas, en especial en las ordenanzas municipales.

-¿Qué supone su nuevo cargo como prepresentante nacional?

-En mi opinión la labor que ahora tenemos por delante es intensificar la presencia de ConBici en las instituciones y en órganos como el Consejo de Seguridad de la DGT y convertir la plataforma en referencia para todos los usuarios siendo capaces de transmitirles ilusión, apoyo, formación e incluso servicios a través de nuestra web o actividades. Y aumentar la participación de sus cincuenta y una asociaciones de España y Portugal, que a nivel local están consiguiendo grandes logros pero a nivel nacional les falta tiempo o presupuesto para asistir a congresos, actividades o reuniones donde se debate el futuro de la movilidad. Por eso es importante que estas asociaciones sean apoyadas desde las corporaciones locales, que son los primeros beneficiarios de su esfuerzo. Por lo tanto, coordinar y dinamizar todo esto es ahora mi misión junto al resto de compañeros del Secretariado.

-¿Por qué cuesta tanto concienciar a la gente para que use la bicicleta cuando en el resto de Europa es un medio de transporte habitual a pesar de que allí las condiciones climatológicas son peores?

-Si a los niños les enseñamos que lo normal es ir al cole, al cine, a ver a su familia, a ir al polideportivo en bici y los adultos damos ejemplo sacudiéndonos los prejuicios, conseguiremos invertir los hábitos. Pero la cultura del coche está demasiado implantada y eso dificulta el cambio. Por eso hay que aceptar que las medidas más eficaces son las restrinciones al acceso del vehículo privado en las ciudades. Sin prohibirlo del todo, pero no poniéndolo fácil.

-¿Están preparadas las ciudades para usar la bici?

-Las ciudades están preparadas para que sean lo que nosotros queramos. Quizás los que no estemos preparados para atrevernos a cambiar seamos nosotros.

-¿Es conductor de coche? ¿Entiende a los que critican que la bici comparta espacio con ellos?.....

-Yo soy conductor de coche, peatón y además ciclista. Por eso quizás lo tengo más fácil para ponerme en la piel de cada uno de ellos. Y por ello será que veo la bici como el vehículo rey de la movilidad, ya que puede convivir perfectamente con coches y peatones si hay educación para hacerlo y en determinadas condiciones que debe regular una ordenanza municipal que apoye sobre todo al peatón y a la bicicleta. La bicicleta no es un estorbo; es un coche menos.

-No obstante, algún inconveniente tendrá circular en bici.....

-Sí. Que cuando no puedes montar por algún motivo la echas demasiado de menos...

-¿Cual es el peor insulto que le han dicho por ir circulando en bici?

-A mí nunca me han insultado, ¡más bien al contrario! Pero hay actitudes que ofenden más, como ver de manera continua que el carril bici que tenemos lo invaden vehículos a motor sin que los responsables hagan nada por evitarlo o algún comentario como el de una adolescente que el otro día decía a mi paso: «Mira, ¡verano azul!». Este comentario incluso me hizo cierta gracia, pero pone de manifiesto que ir en bici es todavía para muchos algo lúdico, cuando también es una actitud responsable ante el problema de contaminación y tráfico que sufrimos todos.

-¿Sueña con un centro de la ciudad peatonal y para paso de bicicletas?

-Sueño con que un día tengamos todos la suficiente capacidad de reflexión para determinar en cada momento si necesitamos realmente el coche, si el autobús es más práctico o si acercarse a pie o en bici es la mejor elección. Cuando llegue ese momento de no optar impulsivamente por el coche, habremos conseguido un centro de ciudad más cómodo para todos. Pero ese sueño hay que alimentarlo con otras medidas como mejores pavimentaciones en las calles, eliminación de aparcamientos en superficie, un buen transporte público, zonas 30, carriles bici...

-¿Hasta donde está dispuesto a llegar con su bici?

-Me gustaría tener tiempo para recorrer mundo con la bici. Pero de momento me doy por satisfecho con poder llegar todos los días a mi trabajo en este maravilloso vehículo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos