Empresarios con acné

Cojusán venderá productos murcianos y cuenta ya con identidad corporativa y estudios de mercado propios Veinte quinceañeros montan una cooperativa como práctica de una asignatura

ISMAEL MATEO
Los miembros de la cooperativa Cojusán y sus profesores ante el Ayuntamiento de Santomera. ::                             G.C. / AGM/
Los miembros de la cooperativa Cojusán y sus profesores ante el Ayuntamiento de Santomera. :: G.C. / AGM

Sus caras y su timidez delatan que aún gozan de una juventud insultante: no superan los quince años. Sin embargo, estos veinte chavales, estudiantes de 3º de ESO en el Instituto Poeta Julián Andúgar, ya saben lo que es tener su propia empresa. El pasado 22 de octubre constituyeron la Cooperativa Juvenil de Santomera (Cojusán), dedicada a la comercialización de todo tipo de productos murcianos.

Su iniciativa empresarial se enmarca dentro del Proyecto Empresa Joven Europea (EJE), al que este año se han adscrito cuarenta centros de Secundaria de la Región y, en total, 580 de Canadá, Ecuador, Francia, Reino Unido, Rumanía, Portugal y República Dominicana, además de España. La mayor parte de ellas, casi doscientas, provienen de Asturias. De hecho fue allí, en el Valle del Nalón, donde hace una década surgió la idea. El ocaso industrial y el alto índice de desempleo juvenil que trajo consigo hicieron necesario procurar nuevas formas de ganarse la vida. Nada mejor, se pensó, que fomentar el espíritu emprendedor desde la más tierna adolescencia, y para ello, nada mejor que los jóvenes creen y gestionen sus propias empresas.

El presidente de Cojusán, Juan Antonio Verdú, defiende la idoneidad de iniciativas como esta. «Es estupendo, aprendes cómo tienes que montar una empresa y nos estamos implicando con el proyecto, nos ilusiona; las clases de Comercio han pasado a estar entre nuestras favoritas», dice. Salió elegido por votación de los socios y guarda un contacto más estrecho con Mercedes Solé, la profesora que durante dos horas a la semana orienta al grupo de cooperativistas en los pasos a dar. Pero ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Al final son los que toman, «por consenso», cada decisión, siempre pensando en el bien de la empresa.

No es una simulación. Todo es real. Ellos elaboraron el plan de empresa, dieron nombre a la cooperativa, diseñaron su imagen corporativa, crearon los estatutos, decidieron su organigrama, han confeccionado su catálogo de productos, gestionan las compras y las ventas, organizan el transporte… Ellos aportan su trabajo y sus ideas, incluso el capital social (10 euros cada uno). Próximamente deberán solicitar a Cajamurcia un préstamo de 300 euros que, como todo hijo de vecino, deberán devolver en el plazo estipulado.

«Hasta el momento, lo más complicado ha sido hacer el catálogo y elegir qué vender», coinciden Verdú y la responsable de Márketing, Marta Abellán. En cualquier caso, las elecciones no fueron a locas: realizaron un estudio de mercado y preguntaron a su cliente qué productos le interesaban. Este cliente es, de momento, Greender, otra cooperativa adscrita a EJE que Valnalón Educa, la empresa que gestiona este proyecto, les ha asignado como primer contacto.

Cordiales y frutos secos de Santomera, mermelada de vino dulce, tomate frito con huevo, ropa y un surtido de productos de regalo y artesanía conforman de momento su catálogo de productos. Tuvieron que descartar los típicos limones de la tierra porque, dado su peso, el transporte se encarecía demasiado. «Esperamos el primer pedido para después de vacaciones», explica Verdú. «Entonces haremos nuestra primera inversión: compraremos lo que nos pidan y se los revenderemos con un pequeño margen que cubra los gastos de envío; los primeros beneficios llegarán vendiendo los productos tradicionales de Villaviciosa que ellos nos proporcionen».

Primeras ventas

El principal marco para las ventas directas al cliente será un mercado que se montará en Murcia el próximo 2 de junio. Sin embargo, es posible que Cojusán se estrene antes, porque en la recepción que les brindaron el alcalde de Santomera, José María Sánchez, y la concejala de Educación, Maribel Cívicos, recibieron su oferta para que instalen su puesto en la próxima Feria del Libro. Será una buena oportunidad para que ellos recojan sus primeras ganancias, pero desde un punto de vista más amplio serán muchos más los que salgan favorecidos: según los estatutos de la cooperativa, el 15% de sus beneficios irán destinados a la Plataforma Solidaria del IES Poeta Julián Andúgar.