Un completo servicio de Traumatología y Ortopedia

:: LV

MURCIA Distinguido recientemente con el premio Top 20 a la excelencia, el servicio de Traumatología del Hospital de Molina utiliza técnicas avanzadas de cirugía artroscópica -las más numerosas en lesiones de rodilla, hombro, muñeca, codo y cadera-.

La cirugía artroscópica es un procedimiento quirúrgico, usado por los traumatólogos y cirujanos ortopédicos, que consiste en la introducción por punción dentro de una articulación de un instrumento óptico, en determinadas condiciones de distensión articular e iluminación, con el fin de visualizar el interior de las cavidades articulares. La artroscopia se utiliza para confirmar el diagnóstico y realizar el tratamiento en el mismo acto.

Las ventajas de la cirugía artroscópica son la mayor rapidez en la recuperación de la función de la articulación, la disminución del dolor postoperatorio, reduciendo el tiempo de estancia hospitalaria, y una mayor rapidez en la incorporación a la vida social.

Este servicio realiza, además, cirugías protésicas y de fracturas con injertos de tejidos y materiales protésicos de última generación. El trasplante de tejidos, en algunos casos utilizando ligamentos de cadáver que acortan el tiempo de recuperación, se realiza en el Hospital de Molina desde hace cuatro años. Las intervenciones más numerosas son las realizadas en fracturas de cadera. También implanta sistemas de fijación en fracturas que movilizan a los pacientes en 48 horas, consiguiendo menores tiempos de ingreso y el consecuente ahorro de costes.

Consultas de tráfico

Desde 2003 el Hospital de Molina ha tendido a 11.000 pacientes que sufrieron accidentes de tráfico. En lo que va de año son cerca de 600 los pacientes tratados. La creciente demanda en el Servicio de Urgencias ha llevado a ampliar la zona, que ahora ocupa toda la planta semisótano, y el equipo humano que las atienden, que contará en breve con un traumatólogo de guardia 24 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos