La cacerolada contra el «abandono» de San Esteban obtiene una pobre respuesta

Una veintena de personas ataviadas con cacerolas y chalecos reflectantes, a las puertas de El Corte Inglés. G. C. / AGM/
Una veintena de personas ataviadas con cacerolas y chalecos reflectantes, a las puertas de El Corte Inglés. G. C. / AGM

Apenas 20 miembros -en el momento álgido de la protesta- de la plataforma en defensa de los restos arqueológicos de San Esteban se concentraron ayer para denunciar el «abandono» del yacimiento. Aunque al lugar se desplazaron dos ediles socialistas para apoyar la concentración, la cacerolada, en comparación con otras protestas relacionadas con los vestigios y teniendo en cuenta que el grupo de Facebook que la convocó tiene más de 21.000 miembros, fue un relativo fracaso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos