Urrea asegura que la cuenca del Segura seguirá teniendo déficit en el periodo de 2021-2027

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, en una imagen de archivo./Javier Carrión / AGM
El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, en una imagen de archivo. / Javier Carrión / AGM

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura señala que será «mucho menos que en la actualidad». La CHS acuerda la concesión de 11 hm³ de la desaladora de Águilas destinados a regadío y ganadería en el Guadalentín

EPMurcia

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, aseguró este jueves que la cuenca del Segura seguirá teniendo déficit en el periodo 2021-2027 «pero mucho menos de lo que tenemos en el de 2016-2021». Estamos en el inicio de la planificación del Plan Hidrológico 2021-2027, enfatizó, «el documento que reflejará con qué recursos de los distintos orígenes contaremos para ese periodo: superficiales de la cuenca del Segura, superficiales de la cuenca del Tajo, ambos afectados por el cambio climático, y habrá que ajustar las demandas de los distintos usos».

La realidad actual de la cuenca del Segura es que tiene el mismo peso aproximado de recursos propios, de recursos procedentes del Trasvase Tajo-Segura y de la desalinización, «un orden de magnitud muy similar», del entorno de 300 hectómetros cúbicos, a los que hay que añadir los 110 hm³ de reutilización. Evidentemente, a 2021, con las actuaciones de ampliación de las desaladoras, continuó detallando Urrea, «contaremos con más recursos de los actuales, pero la prognosis que haremos de las aguas superficiales irán a la baja con motivo del cambio climático».

Al hilo, Urrea avanzó en rueda de prensa, acompañado del delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, que la CHS acordó la concesión de 11 hectómetros cúbicos procedentes de la desaladora de Águilas. Estos recursos están destinados a cultivos en las zonas regables de los términos municipales de Totana, Mazarrón, Pulpí, Puerto Lumbreras, Alhama de Murcia, Lorca y Águilas, así como a la consolidación de regadíos en Totana y Alhama.

Los usuarios y las cantidades concedidas son: Comunidad de Regantes del Trasvase Tajo-Segura de Totana, 3,28 hm³; Comunidad de Regantes de Lorca, 2,4 hm³; Comunidad de Regantes de Águilas, 1,5 hm³; la de Alhama de Murcia, 1,160 hm³; la Comunidad de Regantes de Puerto Lumbreras, 1 hm³ y la de Pulpí, 1,5 hm³.

Parte de estas nuevas concesiones de la desaladora de Águilas servirán para consolidar 4.156 hectáreas brutas de superficie regable de las comunidades de regantes de Totana y Alhama de Murcia. Por otro lado, aunque casi la totalidad de los recursos concedidos están destinados a regadío, un volumen máximo anual de 0,8 hm³ se podrá dedicar a surtir explotaciones ganaderas. Finalmente, también se conceden 0,160 hm³ a la mercantil Eagle Golf Managament para uso de actividad de ocio y turismo asociadas a un campo de golf y a las zonas verdes de la urbanización que contiene.

Garantizar el agua que se necesita

El delegado del Gobierno subrayó que el objetivo desde el Gobierno de España «es garantizar el agua que la Región de Murcia necesita, pase lo que pase», enfatizando que el agua desalada es »un bien estratégico« para España y que la capacidad de desalación que gestiona actualmente el Gobierno, a través de Acuamed y Mancomunidad de los Canales del Taibilla, es de 463 hm³ al año, estando previsto que llegue a 700 hm³ en 2021, «lo que supone duplicar la capacidad».

El presidente de la Confederación recordó que desde 2011, cuando se concedieron los primeros recursos de la desaladora de Águilas, «no es hasta hoy cuando nuevamente se vuelven a conceder recursos». Mario Urrea reiteró el compromiso del Gobierno de España en «garantizar recursos a la cuenca del Segura».

En rueda de prensa, el presidente de la CHS aprovechó para indicar que los recursos de la desalación son «complementarios» del resto de recursos utilizados en la cuenca del Segura: superficiales, subterráneos renovables, reutilizados y los del Trasvase Tajo-Segura. Algo, enfatizó, que «cuesta hacer entender, pero que es así».

Con una hoja de ruta marcada hasta el 2021, cuando existe el compromiso del Gobierno de incrementar la capacidad de las desaladoras a su máxima disponibilidad y realizar la interconexión de las desaladoras de Valdelentisco, Águilas y Torrevieja, asimismo, conectar el embalse de la Pedrera con el entorno del Azud de Ojós, «permitiendo redotar el canal de la margen izquierda y margen derecho del trasvase Tajo-Segura».

Nuevas concesiones y actuaciones antes del verano

Según Mario Urrea, es la prueba «evidente» del compromiso real del Gobierno de España con la cuenca del Segura, que se irán plasmando en breve con nuevas concesiones. Así, antes del verano, iniciarán los procedimientos administrativos para adjudicar los recursos de la planta de Torrevieja, con una capacidad total última de 120 hm³. Asimismo, iniciarán una segunda vuelta en Águilas, porque aún quedan disponibles 5 hm³, que la Mancomunidad de los Canales del Taibilla no va a ejercer. Dos actuaciones que lanzarán antes del verano, con un total de 125 hm³.

A lo que se suma, que desde la Comisaría de Aguas están trabajando en el expediente de Valdelentisco. Por lo que, acentuó el presidente de la Confederación, «la hoja de rutas está clara para este año y esperamos brevemente adjudicar el proyecto de la interconexión de desaladoras», lo que permitirá a la cuenca del Segura en 2021 haber incrementado «notablemente» la disponibilidad de recursos hídricos.