Urralburu pide que la Asamblea sancione al portavoz de Vox por insultar a la ministra

Óscar Urralburu, en una foto de archivo./Antonio Gil / AGM
Óscar Urralburu, en una foto de archivo. / Antonio Gil / AGM

El diputado regional aseguró que ante «la agresión» y las «infamias» vertidas por Liarte, el parlamento murciano «debe actuar con rotundidad»

LA VERDADMurcia

Óscar Urralburu pidió en la Junta de Portavoces que se abra un procedimiento sancionador del diputado y portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Juan José Liarte, por las declaraciones acerca de la Ministra de Justicia. El diputado regional aseguró que ante «la agresión» y las «infamias» vertidas por Liarte, el parlamento murciano «debe actuar con rotundidad» para que no quede ninguna duda acerca de un comportamiento «indigno» de un representante político de la Región.

Según el portavoz de Podemos, se pidió la constitución de la comisión del estatuto del diputado para valorar las declaraciones del portavoz de Vox en la Cámara debido a una «presumible vulneración del código ético» y la posibilidad de abrirle un expediente. Sin embargo, se quejó de que PP, Cs y Vox «no han querido agendar esta comisión esta semana». Por su parte, el portavoz adjunto de Vox, Pascual Salvador, declaró que su grupo apoyó «la creación de esta comisión» y reiteró que las declaraciones de Liarte, «no estaban bien explicadas y las modificó cuando se dio cuenta». También las justificó aludiendo a que se les comparaba con Bildu «y se decía que Vox no era constitucionalista».

Urralburu sostuvo que Murcia no puede verse «manchada» por las «indignas declaraciones del portavoz de la ultraderecha» y la actuación contra ellas debe ser «inmediata y de forma unánime. Nadie entendería que algún partido se negase a sancionar a Liarte». El secretario general de Podemos en la Región incidió en que estas declaraciones «vejatorias y quienes están dispuestos a pactar con quienes las emiten traicionan todo lo que representa nuestro nuevo proyecto de Estatuto de Autonomía, las libertades y los derechos adquiridos por todas y todos, además de suponer un oprobio para la Asamblea Regional de Murcia que no puede permanecer impasible ante este tipo de conductas protagonizadas por miembros destacados de la misma».