Las urnas llaman a la Generación Z

José Antonio Hernández, Jennifer Pinto, Isabel Blasco, Pedro Pablo Cutillas y Francisco Cortés. / Martínez Bueso

Algo más de 40.000 jóvenes de la Región nacidos entre 1999 y 2001 se estrenan en las elecciones generales con el paro juvenil, la economía y la educación como principales preocupaciones

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZ

El 11 de septiembre de 2001 se produjo el mayor atentado de la historia, cuando dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas y cayeron en pleno centro de Nueva York. Pero, mientras el mundo entero se echaba a temblar frente al horror terrorista, Jennifer, José Antonio, Pedro Pablo, Isabel y Fran estaban durmiendo plácidamente en una cuna, bien arropados y despreocupados de lo que acontecía fuera. Lo que aquel fatídico día les ha dejado hoy, en un año en el que ya cuentan con la mayoría de edad, es una guerra global contra el terrorismo islamista cuyas consecuencias siguen aún latentes. Una de ellas es la crisis humanitaria por el éxodo de los refugiados sirios a Europa. ¿Qué dicen los distintos partidos políticos españoles sobre este asunto? ¿Regulación de la inmigración o prestación de auxilio y acogida sin límites?

Esta herencia del año en el que nacieron los cinco jóvenes murcianos es una cuestión sobre la que deberán posicionarse y confiar su voto a la formación que responda mejor a su postura, el 28 de abril, con motivo de las elecciones generales. Será la primera vez que depositen su papeleta en una urna y, como ellos, algo más 40.000 de jóvenes nacidos en la Región entre 1999 y 2001 están llamados a ejercer por primera vez su derecho al voto, según la Oficina del Censo Electoral.

Los integrantes de este colectivo, que clausuró el siglo XX y dio la bienvenida al actual, son nativos digitales y confían en el emprendimiento

Etiquetados como la Generación Z, los sociólogos los definen como la mejor formada. Son auténticos nativos digitales y dueños de ese nuevo mundo que modifican a su antojo creando modas y tendencias a golpe de 'me gusta' en su 'smartphone'. Actúan bajo la premisa de que 'nada pasa si no está en internet', su principal forma de relacionarse pasa por las comunidades en red y se informan a través de las redes sociales con las que han ido creciendo. Su irrupción no ha pasado desapercibida para los políticos y, por eso, la partida electoral para convencer a los 'Z' se juega en Facebook, Instagram o Twitter, donde cuelgan sin cesar mensajes directos y vídeos escuetos de fácil consumo. «Principalmente, me informo por las redes sociales, aunque también asisto a actos organizados para saber el contenido de las propuestas de las formaciones», apunta José Antonio Hernández, de 18 años de edad y estudiante de Derecho y ADE.

En política, tienden a abrazar partidos de reciente irrupción y sus preocupaciones, según el último informe del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), pasan por las tres 'es': empleo (35%), economía (19%) y educación (18%). Aunque no dejan de identificar cuáles son los principales problemas que afectan al país, como la precariedad laboral (13%), la sanidad (8%), la violencia de género (5%), el desafío catalán (4%) y la inmigración (3%).

«El 28 de abril nos jugamos mucho y, ahora que vamos a votar, debemos ser responsables y saber lo que motiva nuestra elección en la urna», apunta Pedro Pablo Cutillas, de 18 años, alumno de 2º de Bachillerato.

Una de sus principales inquietudes es un reflejo de la situación por la que atraviesan los jóvenes con el paro. La Encuesta de Población Activa (EPA) del último cuatrimestre de 2018 sitúa el desempleo en la Región, entre los menores de 20 años, rozando el 50% (49,7%) y la de los menores de 25 años, en un 33%. Pero, a diferencia de otras generaciones, los 'Z' llevan en vena el carácter emprendedor y una de sus reivindicaciones pasa por fomentar la actividad empresarial desde la edad temprana. «Los políticos deben aplicar políticas de empleo juvenil y facilitar que se pueda crear tu propia empresa, aligerando trámites y respaldando proyectos», afirma Cutillas.

Otra asignatura pendiente para el futuro gobierno es, en opinión de los cinco jóvenes murcianos, un pacto por la educación con el que se logre blindar un plan duradero. «Los partidos tiene que ser capaces de llegar a un pacto nacional en esa materia. Nosotros hemos sufrido varios planes y hemos tenido profesores que, empezado el curso, en un momento dado no sabían cuál estaba en vigor», recuerda Cutillas.

Sin embargo, aunque se trate de una cuestión trascendental, Isabel Blasco (18 años, en 2º de Bachillerato) desconfía de que se vaya a llegar a un acuerdo. «Unos solo miran por la educación pública y otros apuestan, además, por la privada; veo muy difícil que lleguen a un consenso». Según el CIS, solo la mitad de electores de 25 años votará. Los jóvenes explican esa desafección porque en campaña se habla poco de ellos. «Algunos partidos de los de toda la vida tratan los asuntos más importantes del país como si a nosotros no nos importasen. Luego, hay otras formaciones que se preocupan más y nos buscan en la calle para saber qué pensamos», explica Blasco. Por otro lado, desconfían de este periodo electoral y asumen que las promesas hechas en campaña son las que menos se cumplen. «Estamos obligados a saber qué representa cada partido y no lo que nos ofrecen en un momento puntual. Por eso debemos estar informados, antes y después de las elecciones, y no dejar que nos manipulen», señala Jennifer Pinta, de 18 años y estudiante de Pedagogía.

La desconfianza en los políticos es otra de sus coincidencias y, en general, creen que en sus apariciones públicas deberían incidir más en sus propuestas y menos en el candidato. «A veces parece que vivimos en un caos y que discuten como si fuera una pelea de gallos de la que nunca sabemos qué es lo que realmente proponen. Deberían centrarse más en sus programas y menos en la persona que lo propone», dice Francisco Cortés, 18 años, 2º de Bachillerato. Los cinco se han preparado para el 28 de abril y confiesan que se han informado de cómo es eso de votar, algo que deberán repetir al cabo de un mes en las europeas, autonómicas y municipales. «Vamos a hacer un máster en esto de votar», bromea Jennifer.

LAS PREGUNTAS

1
¿Cómo ve las oportunidades laborales?
2
¿Cómo está siendo su experiencia en el sector educativo? ¿Cree que hay algo que mejorar?
3
¿Cómo cree que debería actuar el Gobierno español ante la llegada de inmigrantes?
4
Del 1 al 5, puntúe su confianza en: grandes empresas, Gobierno y bancos.
5
Nombre sus tres mayores preocupaciones.
6
¿Cree que la Ley de Violencia de Género está siendo efectiva?
7
¿Cómo valora el sistema sanitario?
8
¿Qué opina de los políticos? ¿Confía en ellos?
9
¿Cree que la unidad de España está amenazada?
10
¿Está siguiendo la campaña electoral de los partidos? ¿Sabe a quién votará en las próximas elecciones?

José Antonio Hernández (18 años. Estudiante de Estudiante de Derecho y ADE) «Los inmigrantes sin papeles deben ser deportados»

1. Hay mucha incertidumbre sobre nuestro futuro, y no sabemos si podremos ejercer en nuestro país o tendremos que emigrar en busca de oportunidades.

2. Se debe proteger la educación privada y permitir que cada persona elija qué quiere para sus hijos.

3. Solo se debería permitir la entrada de inmigrantes legales, quienes deben conocer y respetar nuestras culturas y tradiciones. Se tiene que controlar las llegadas en masa y deportar a los ilegales.

4. Las grandes empresas tienen toda mi confianza, casi tanta como los bancos. No me fío del Gobierno.

5. Mi principal temor es que se quebrante la unidad española. Todo esto está llevando a que se nos insulte por mostrar la bandera de nuestro país. La igualdad ante la ley de hombres y mujeres y nuestro futuro profesional son mis otras preocupaciones.

6. La ley no esta sirviendo para nada y le da privilegios a la mujer solo por el hecho de serlo.

7. La organización en sanidad pública es pésima y muchas personas (extranjeras) se aprovechan de eso.

8. Llevan años jugando con nosotros como si fuéramos marionetas.

9. Existe una amenaza real que viene de la situación catalana y vasca, y de la división de los españoles por el uso de sus símbolos.

10. Me he informado, he comparado y he elegido.

Jennifer Pinto (18 años. Estudiante de Pedagogía) «Se debería apoyar más a la población más desfavorecida»

1. Encontrar empleo es una de mis preocupaciones. Cuando acabe la carrera de Pedagogía, será complicado que encuentre un puesto.

2. Ha sido muy positiva, pero se deben destinar medidas para apoyar a los alumnos más desfavorecidos.

3. Los inmigrantes son una gran fuente de trabajo y se les debe compensar con medidas de inclusión y ayudas. Gracias a ellas, mis padres, que llegaron hace 20 años de Ecuador, pudieron avanzar.

4. Confío bastante en las grandes empresas y algo menos en el Gobierno y los bancos.

5. Hay que proteger la sanidad pública, reforzar las medidas de fomento del empleo joven y mejorar la ley de violencia contra las mujeres.

6. Se debería crear una asignatura sobre igualdad de género para educar en el respeto desde las edades más tempranas.

7. Tenemos una gran sanidad, pero hay que reducir las listas de espera y aumentar el personal sanitario.

8. Antes de poder votar, siempre escuchaba que la mayoría de políticos eran corruptos y mentían. Ahora que me informo más, lo estoy confirmando.

9. Hay un riesgo real de que España se rompa y, si eso ocurre, a nosotros será a los que más nos afecte esa situación.

10. Trato de informarme por varios canales de comunicación y formarme una idea propia. Tengo claro mi voto.

Isabel Blasco (18 años. Estudiante de 2º de Bachillerato) «Cada mujer asesinada es otro fracaso de la ley»

1. La competencia en el ámbito laboral es muy dura. Tenemos pocas oportunidades y, para las que hay, se exige estar muy bien formado.

2. El sistema funciona correctamente, pero los partidos no deberían imponer sus métodos educativos cuando llegan al poder.

3. El Gobierno debe ayudar a los inmigrantes, pero debería recibir más apoyo de la Unión Europea para que esto no acabe con nuestros recursos.

4. Las grandes empresas y el Gobierno como institución me dan algo de confianza. Me fío bastante de los bancos.

5. Mis tres mayores inquietudes son el paro juvenil, sobre el que muy pocos partidos hablan; la economía y, en concreto, la subida del IRPF a los emprendedores, que les dificulta desarrollar una idea y crear una empresa, y, por último, la violencia de género, que no se erradicará hasta que no se aplique la prisión permanente revisable para los condenados por asesinato.

6. Cada vez que aparece un caso de una mujer asesinada es un fracaso de la ley.

7. La sanidad española está infravalorada. Los ciudadanos quieren un servicio de 'aquí y ahora', sin pensar que hay mucha gente que está igual o peor que ellos.

8. Solo confío en el político al que voy a votar.

9. Sí, hay un riesgo evidente y, frente a quienes quieren la ruptura, debemos responderles con nuestra Constitución.

10. He seguido las campañas antes de poder votar y mi decisión estaba tomada hace tiempo.

Pedro Pablo Cutillas (18 años. Estudiante de 2º de Bachillerato) «El 28 de abril iré a votar con ilusión y responsabilidad»

1. Hasta hace poco era optimista, pero los expertos anuncian la llegada de otra recesión económica. Será difícil que encuentre un trabajo si no se aplican políticas de empleo juvenil.

2. Tengo una buena experiencia, ya que estamos en manos de grandes profesionales. Hay que seguir apostando por el bilingüismo.

3. Creo en una inmigración regulada en la que se proteja a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

4. Confío bastante en las grandes empresas, en el Gobierno y en los bancos.

5. Me preocupa mucho el desempleo que sufrimos los jóvenes, el desafío catalán y la llegada de una posible crisis económica.

6. No está siendo efectiva. Hay que incrementar las medidas de protección y crear una ley de violencia doméstica que proteja a todos los miembros de la familia.

7. Tenemos la mejor sanidad del mundo, pero hay que seguir apostando por la investigación, el desarrollo y la innovación.

8. Confío en el que va de cara y no en los que hacen y dicen lo que sea con tal de llegar al poder.

9. Creo que sí hay una amenaza clara de que España se pueda romper. Por eso debemos movilizarnos para echar a los que buscan ese propósito.

10. Sí, intento seguirla cuando los exámenes me lo permiten. Sé a quien votaré y lo haré con ilusión.

Francisco Cortés (18 años. Estudiante de 2º de Bachillerato) «La crisis nos ha afectado dejándonos trabajos precarios»

1. Los jóvenes hemos sido los principales afectados por la crisis, que nos ha dejado precariedad laboral. Dudo de que encuentre un empleo relacionado con mi formación.

2. Mi etapa formativa está siendo buena. No se valora lo suficiente al profesorado. Son ellos, en gran parte, los que nos enseñan a ser personas en la calle.

3. Los inmigrantes son uno de los motores económicos del país. Trabajan en puestos que nadie quiere. Rechazo a quienes piensan que vienen a aprovecharse. Quien deja su casa y su familia lo hace para buscar una vida mejor.

4. No confío nada en las grandes empresas ni tampoco en los bancos y reconozco que aún mantengo algo de esperanza en el Gobierno.

5. Me inquieta la precariedad laboral y la desprotección de la educación y la sanidad pública.

6. No está siendo eficaz porque no se actúa cuando hay denuncias de maltrato y por las ridículas penas que se imponen a los condenados.

7. Tenemos el mejor sistema sanitario de Europa y debemos proteger a sus profesionales.

8. Hay políticos que son un peligro y solo buscan la crispación. Me fío de los que hacen lo contrario.

9. No creo que España esté amenazada. La solución sería un proceso constituyente hacia una república federal.

10. Sí, sigo la campaña muy de cerca, y sé ya a quién votaré.