La UCAM y el COE firman un protocolo para crear una universidad privada en Málaga

José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, Paco de la Torre, alcalde de Málaga y Alejandro Blanco, presidente del COE, durante la firma del Protocolo de Intenciones para la construcción de la Universidad del Deporte en Málaga./UCAM
José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, Paco de la Torre, alcalde de Málaga y Alejandro Blanco, presidente del COE, durante la firma del Protocolo de Intenciones para la construcción de la Universidad del Deporte en Málaga. / UCAM

En las titulaciones propuestas figuran los grados de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, Enfermería, Fisioterapia, Medicina, Nutrición Humana y Dietética, Odontología, Psicología y Terapia Ocupacional

EFEMálaga

La Universidad Católica San Antonio de Murcia y el Comité Olímpico Español (COE) firmaron un protocolo de intenciones con el Ayuntamiento de Málaga para implantar en esta ciudad un nuevo centro privado de estudios universitarios.

Entre las titulaciones propuestas en el protocolo figuran once que podrían sumar 4.000 alumnos en su sexto año de funcionamiento, según los cálculos de la UCAM. Se trataría de los grados de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (en español y en inglés), Enfermería, Fisioterapia, Medicina (en español y en inglés), Nutrición Humana y Dietética, Odontología (en español y en inglés), Psicología y Terapia Ocupacional.

También se prevé la instalación de un centro de alta especialización profesional en el ámbito del deporte, la salud y la nutrición en el marco de un proyecto vinculado al COE, según informó este miércoles el Ayuntamiento de Málaga en un comunicado.

La aportación del COE consistiría en potenciar e impulsar la celebración de acciones conjuntas en Málaga que favorezcan la realización de actividades orientadas a mejorar los resultados de los deportistas españoles en competiciones nacionales e internacionales de máximo nivel.

El protocolo establece que la UCAM solicitará la concesión demanial de un terreno de 38.651 metros cuadrados, aportando una memoria y los documentos que se requieran para su tramitación en virtud de la legislación vigente.

La duración de la concesión sería de 35 años prorrogables por otros 35, se establecería un canon, salvo que se acredite fehacientemente que no hay utilidad económica para la fundación concesionaria, y habría un cronograma de la implantación de los edificios, entre otros puntos.

 

Fotos

Vídeos