El Tribunal de Cuentas recomienda restringir el tráfico más contaminante en Cartagena, Lorca y San Javier

Considera que los tres ayuntamientos deberían aprobar ordenanzas locales para controlar la calidad del aire

EPMURCIA

El Tribunal de Cuentas ha recomendado a los ayuntamientos de Cartagena, Lorca y San Javier la aprobación de ordenanzas sobre la calidad del aire para la regulación de este factor contaminante en su territorio. Así se recoge en un informe, del pasado mes de julio, de fiscalización de las actuaciones en materia medioambiental llevadas a cabo por consistorios de más de 10.000 habitantes de las comunidades que no tienen órgano de control externo propio.

Considera el tribunal, igualmente, que estos municipios deberían aprobar programas para la mejora de la calidad del aire conforme a los planes de protección de la atmósfera aprobados por sus respectivas comunidades de pertenencia, que incluyan, entre otras, medidas de restricción del tráfico, en especial para los vehículos más contaminantes.

También recomienda a Cartagena, Lorca, Murcia y San Javier llevar a cabo la zonificación de su territorio de acuerdo con los niveles de contaminantes para los que se hayan establecido objetivos de calidad del aire y contar con protocolos para los casos de superación de los objetivos de calidad atmosférica. De las entidades seleccionadas, el Ayuntamiento de Murcia es la única que ha dispuesto de un protocolo de medidas de adopción inmediata para episodios de contaminación atmosférica, aprobado el 23 de febrero de 2018 en el marco de los instrumentos autonómicos de planificación.

En relación con la contaminación acústica, los ayuntamientos de Lorca y San Javier, que no disponían de zonificación acústica de su territorio, deberían delimitar sobre el mismo las áreas de sensibilidad acústica y fijar unos objetivos de calidad acústica.

Mapas de ruido

El Tribunal de Cuentas considera, asimismo, que los ayuntamientos mencionados deberían elaborar y revisar periódicamente mapas de ruido con la finalidad de permitir la evaluación global de la exposición a la contaminación acústica de cada zona, de realizar predicciones globales para las mismas y posibilitar la adopción de planes de acción con medidas correctoras específicas. Los ayuntamientos de Cartagena, Lorca y San Javier, además, deberían disponer en su territorio de estaciones o puntos de medición del ruido como elemento necesario para disponer de datos que les permitan evaluar la contaminación acústica del mismo y protocolos de actuación para los casos de superación de los objetivos de calidad acústica.

En relación con la contaminación lumínica, los ayuntamientos de Cartagena, Lorca y San Javier deberían aprobar ordenanzas reguladoras del alumbrado exterior y para la protección del medio ambiente. Asimismo, los consistorios de Cartagena, Lorca, Murcia y San Javier deberían implantar en su territorio la recogida separada de los biorresiduos, susceptibles de ser utilizados para compostaje, respecto del resto de materia orgánica.