Tres de cada diez MIR encadenan jornadas de hasta 30 horas sin librar

Domingo Sánchez, Isabel Montoya y Francisco Miralles, en la rueda de prensa de este viernes. /Edu Botella / AGMGráfico
Domingo Sánchez, Isabel Montoya y Francisco Miralles, en la rueda de prensa de este viernes. / Edu Botella / AGM

El Colegio de Médicos y el sindicato Cesm advierten de que se pone en riesgo la salud de los profesionales y la atención a los pacientes

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRA

Tres de cada diez médicos internos residentes (MIR) afrontan jornadas de trabajo de hasta 30 horas al no librar tras las guardias. Es una situación irregular, que no se ajusta ni a las directivas europeas ni a las propias circulares del Servicio Murciano de Salud (SMS), pero que sigue sin atajarse. De los 819 MIR que hay en la sanidad pública regional, 216 soportan estos auténticos maratones laborales, según un informe presentado ayer por el Colegio de Médicos y el sindicato Cesm. Estos residentes empiezan a las ocho de la mañana su jornada ordinaria, enlazan con la guardia a partir de las tres de la tarde y, tras pasar la noche en el hospital, continúan a la mañana siguiente en lugar de irse a descansar. Además de suponer un abuso, se pone en riesgo la salud de los profesionales y la seguridad de los pacientes, advierten tanto el Colegio como Cesm.

Esta práctica es habitual en La Arrixaca, donde la sufren en torno al 45% de los MIR, y en el Morales Meseguer, donde el porcentaje llega al 50%. También hay servicios del Reina Sofía y el Santa Lucía que someten a sus residentes a estas jornadas excesivas. Por el contrario, el Rafael Méndez, Los Arcos y los hospitales comarcales de Cieza, Noroeste y Altiplano sí cumplen con la normativa. Por servicios, Cirugía General, Aparato Digestivo, Cardiología, Oftalmología y Otorrino han convertido los horarios de hasta 30 horas en su tónica habitual, según el informe. Sin embargo, el jefe de Cirigía General del Morales Meseguer, José Luis Aguayo, responde que en su servicio siempre se han respetado los descansos compensatorios. También se ha detectado este problema en Urología, Hematología, Psiquiatría y Neurología, entre otras especialidades.

«Estamos ante algo que era 'vox populi'», pero que muchas veces no se denuncia «porque los residentes son el eslabón más débil de la cadena», advierte Domingo Sánchez, representante de los MIR en el Colegio. «Esta situación se produce fruto de la sobrecarga de trabajo y de la falta de plantilla en algunas especialidades. Al final se echa mano de los MIR, quienes terminan soportando condiciones laborales que no son las adecuadas», denuncia Francisco Miralles, presidente de CESM.

La presidenta del Colegio, Isabel Montoya, subraya que la ley establece que la jornada laboral de un MIR no puede superar las 37,5 horas semanales, pero en numerosos servicios se incumple este tope. «Con cinco guardias al mes, y sin descansos, algunos residentes acumulan 130 horas al mes», apunta Domingo Sánchez.

El pasado mes de octubre, el director general de Recursos Humanos del Servicio Murciano de Salud (SMS), Pablo Alarcón, advirtió a todas las gerencias, en una circular interna, de que «tras 24 horas de trabajo ininterrumpido, con independencia de la naturaleza de la jornada realizada, el descanso de 12 horas es obligatorio». Sin embargo, muchos jefes de servicio siguen incumpliendo estas directrices, sin que de momento se hayan tomado medidas al respecto. Así ocurre, por ejemplo, en la mayoría de servicios quirúrgicos, donde residentes salientes de guardia vuelven a entrar en el quirófano, advierte Domingo Sánchez.

Los MIR reclaman que se mejore también su supervisión, especialmente en servicios como Urgencias. El año pasado, residentes del Morales Meseguer presentaron un escrito de queja que llevó a reforzar las tutorías.