Los trenes híbridos comienzan las pruebas para viajar a Madrid en tres horas

Foto de archivo de un tren híbrido realizando pruebas en la Región, parado en la estación de Alhama. / Paco Espadas
Foto de archivo de un tren híbrido realizando pruebas en la Región, parado en la estación de Alhama. / Paco Espadas

Las compañías Adif y Renfe comprueban el estado de la línea de Chinchilla, pendiente de la apertura de la variante de Camarillas

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

El Ministerio de Fomento pondrá en servicio trenes híbridos con Madrid tan pronto como se lo permitan el material disponible de Renfe y las infraestructuras ferroviarias que dependen de Adif, de tal forma que puede adelantar sus planes a finales de este año o principios del siguiente. Para ello ya está realizando pruebas en la línea tradicional de Cartagena-Chinchilla con un Talgo S-730, según confirmó ayer el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, quien advirtió de que estas pruebas llevan su tiempo.

Dicho tren se encuentra estos días recorriendo varios tramos de la línea entre Hellín y Chinchilla, añadieron otras fuentes. Puede alcanzar los 250 kilómetros por hora y combina la tracción diésel y eléctrica, utilizando el doble ancho de vía español y europeo. El objetivo del Gobierno central es reducir a tres horas el viaje entre Murcia y Madrid, y en tres horas y media desde Cartagena, utilizando parte de la red de alta velocidad ya construida. Para ello debe conectar en Albacete o en Monforte del Cid , dependiendo de las prestaciones y características de cada itinerario, que forma parte de la misma línea.

Si se opta por Albacete, habrá que utilizar un intercambiador de ancho de vía instalado en la estación de la ciudad manchega, el cual ya fue usado durante unos años por los trenes de Alicante, según explicó la presidenta de Adif, Isabel Pardo. A partir de Albacete, la red de alta velocidad discurre por Cuenca y Guadalajara, que es un tramo común con el AVE Valencia-Madrid.

Este servicio estará habilitado mientras se ejecutan las obras del soterramiento de las vías en Murcia, con vistas a la llegada del AVE a finales del año 2020, de acuerdo con los nuevos planes del Ministerio. A final del ejercicio actual está previsto que se abra al tráfico la variante ferroviaria de Camarillas, que facilitará ese tiempo de viaje de tres horas al acortar el recorrido de la línea. Sin la construcción de dicho baipás, que financia la sociedad Puertos del Estado, no sería posible prestar un servicio de esta duración.

Cuando esté plenamente operativa la variante, el recorrido hasta Madrid en un tren híbrido durará 20 minutos más que si se viaja en AVE por Monforte del Cid. Por este segundo itinerario hay más kilómetros a Madrid, aunque la infraestructura ofrece mayores prestaciones si se incluyen los trenes de Cercanías con Alicante y los servicios con Valencia, Barcelona y Francia.

Comprobar la seguridad

Las pruebas que se realizan estos días en la línea de Chinchilla tienen como objetivo comprobar el estado de la vía, los enclavamientos, señalizaciones y sistemas de seguridad para que circulen los híbridos. Sustituirán a los trenes Altaria actuales -todos o una parte de ellos- que emplean entre 4 y 5 horas para ir a Madrid. Hay cinco servicios diarios en cada dirección, y en estos momentos se ignora si se sustituirán todos.

Renfe compró hace más de diez años un lote de quince trenes híbridos, cinco de los cuales se iban a destinar a la Región de Murcia. Pero no vino ninguno. Se emplean mayoritariamente en Galicia.

El hecho de que hayan comenzado ya las pruebas hace pensar en un adelanto de los planes del Ministerio de Fomento. La previsión es que el viaje de tres horas se inicie en la primavera del próximo año, con las elecciones locales y autonómicas encima. La intención es ganar varios meses. Adif y Renfe están evaluando todas las posibilidades, combinaciones y disponibilidad de material rodante.

El delegado del Gobierno en Murcia, Diego Conesa, visitó el pasado 26 de julio el estado de las obras en la variante de Camarillas, acompañado por los alcaldes de Cieza y Hellín, así como de representantes de Podemos y Ciudadanos. Conesa pudo contemplar la ejecución de las primeras verificaciones técnicas, mediante la circulación de un tren laboratorio de Adif que examina y analiza las propiedades dinámicas y geométricas de la vía.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos