PP y Cs trabajan para que Vox vote 'sí' y acelere los plazos de la investidura

Isabel Franco recibe a Pascual Salvador y Luis Gestoso, el jueves en la Asamblea. / pablo sánchez / agm
Isabel Franco recibe a Pascual Salvador y Luis Gestoso, el jueves en la Asamblea. / pablo sánchez / agm

El objetivo es cerrar el acuerdo la próxima semana para que Fernando López Miras pueda ser presidente antes del 31 de julio

David Gómez
DAVID GÓMEZ

La formación del futuro Gobierno de la Región ha entrado en su cuenta atrás tras el levantamiento del veto de Ciudadanos a Vox esta última semana. Las reuniones continuarán este lunes en la Asamblea. Aunque el partido de Santiago Abascal advierte de que no tiene ninguna prisa, la intención de PP y Cs es acelerar todo lo posible el diálogo para que la investidura de Fernando López Miras como presidente de la Comunidad se pueda producir entre el 29 y el 31 de julio, antes de que comience agosto y los trabajadores del Parlamento autónomo se marchen de vacaciones.

Fuentes de la negociación aseguran que la pretensión de PP y Ciudadanos es conseguir que Vox vote a favor de la elección de López Miras a la primera. Esto permitiría agilizar los plazos, pues ya no sería necesaria una segunda votación (para la que hay que dejar pasar como mínimo un periodo de 48 horas desde la inicial) y acercaría el objetivo de sacar adelante la investidura antes de que se inicie agosto. Los partidos no contemplan que el debate se celebre en la semana del 22 al 26 de julio, para que, por una cuestión de lealtad institucional, no se solape con la sesión de investidura de Pedro Sánchez que tendrá lugar durante esos días en el Congreso. En esta, salvo giro radical de las negociaciones en las próximas jornadas, se precisarán dos votaciones.

Así, el calendario que manejan los negociadores de PP y Cs es el siguiente: cerrar el acuerdo con Vox a mitad de esta semana, para que seguidamente el presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, lleve a cabo una ronda de consultas exprés y luego convoque el debate de investidura. Este se iniciaría el 29 o el 30 de julio con el discurso del aspirante a la presidencia, para que el día siguiente se produzca la primera (y se espera que única) votación.

El escollo está en cómo escenificar el consenso. Mientras el partido de Abascal insiste en un documento firmado por los tres, el PP considera suficiente el compromiso del candidato reflejado en el diario de sesiones de la Asamblea Regional

Por otra parte, el acuerdo para el apoyo de Vox al Gobierno de coalición entre populares y liberales está prácticamente cerrado y el principal escollo que resta por salvar no tiene que ver con cuestiones programáticas, sino más bien con la manera de escenificar ese pacto. Los de Abascal siguen pensando que la mejor forma es la firma de un documento por parte de los responsables de los tres partidos. En Ciudadanos no tienen clara esta opción, porque aseguran que lo que ellos dialogan con Vox es un acuerdo concreto para que desbloqueen la investidura y no un pacto de gobierno. El PP, que tiene que nadar entre dos aguas, busca una solución intermedia: que Fernando López Miras se comprometa pública y solemnemente en sede parlamentaria a la aplicación tanto de los 72 puntos consensuados con Ciudadanos como las 28 medidas acordadas por su partido con Vox, de forma que la palabra del candidato a la presidencia quede reflejada en el diario de sesiones de la Asamblea Regional. Para los populares, este último documento oficial supone «la mayor garantía que se puede tener en política».

La cuestión LGTBI

Uno de los aspectos que más separaban a las tres formaciones, principalmente a Ciudadanos y Vox, era el referido al colectivo LGTBI. No obstante, Vox ha suavizado de forma notable sus posiciones de arranque. De exigir la derogación completa de la ley de 2016, se conforma ahora con que los servicios jurídicos de la Comunidad revisen a fondo seis artículos concretos que la formación de Santiago Abascal entiende que pueden colisionar con derechos constitucionales.

Fuentes de Vox aseguran que no está en sus planes inmediatos imitar la actuación del partido en Madrid, donde se ha solicitado la relación de personas que imparten las charlas LGTBI que se desarrollan en colegios públicos y concertados. Recuerdan desde Vox que no tienen constancia de que en los centros educativos de la Región se ofrezcan por ahora estas acciones formativas. El grupo parlamentario todavía no ha registrado una sola iniciativa en la Cámara autónoma, aunque anuncia que pronto presentará una importante batería de propuestas.

Preguntados en Ciudadanos sobre si aceptarían el planteamiento de Vox de que los juristas de la Comunidad Autónoma analicen seis artículos de la Ley de Igualdad LGTBI, contestaron que no se querían pronunciar sobre «hipótesis».

Optimismo de Miras y Casado

Tanto Fernando López Miras como el presidente nacional del PP, Pablo Casado, se mostraron ayer muy optimistas sobre el avance de las negociaciones en la Región. Miras destaca que en las reuniones «se está viendo que son más cosas las que nos unen que las que nos separan», mientras que Pablo Casado afirma que «se está haciendo un programa que representará a todos».