Desmantelan una plantación de marihuana en una vivienda ocupada ilegalmente en Totana

Plantación de marihuana incautada por la Benemérita./Guardia Civil
Plantación de marihuana incautada por la Benemérita. / Guardia Civil

Un varón y una mujer de 22 y 19 años han sido investigados por la presunta autoría de los delitos de cultivo y elaboración de droga, y defraudación de fluido eléctrico. La Guardia Civil incautó 96 plantas de cannabis sativa

LA VERDAD

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios orientados a prevenir y perseguir el tráfico de drogas, ha desarrollado la operación 'TIRAQ', una investigación que se ha saldado con la desarticulación de una plantación de marihuana, tipo 'indoor', en un domicilio de Totana ocupado ilegalmente por una joven pareja, que ha sido investigada por la presunta autoría de los delitos de cultivo y elaboración de droga, y defraudación de fluido eléctrico. En la vivienda se han incautado cerca de un centenar de plantas de cannabis sativa y los útiles necesarios para su cultivo indoor.

La investigación se inició en octubre del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento, gracias a la colaboración ciudadana, del fuerte olor a marihuana que varios vecinos habían percibido cuando se encontraban en un parque infantil del municipio de Totana.

Esta información permitió que la Benemérita iniciase la búsqueda del lugar de donde emanaban los olores, con la intención de localizar una posible plantación clandestina de marihuana en la zona. Estos dispositivos policiales dieron su fruto cuando los guardias civiles localizaron un inmueble cuyas características exteriores evidenciaban la posible actividad ilícita investigada.

La vivienda contaba con varios equipos de aire acondicionado que se mantenían en funcionamiento de forma ininterrumpida, las ventanas permanecían cerradas todo el día y la puerta del garaje había sido sellada con algún tipo de espuma de poliuretano. Los numerosos dispositivos de vigilancia, que se establecieron a continuación en los aledaños, permitieron identificar a la joven pareja que ocupaba la vivienda, al parecer, de forma ilegal.

Además, la Guardia Civil solicitó la presencia de técnicos de la compañía eléctrica que abastece la zona que, después de examinar la conexión de fluido, detectaron la toma directa de corriente, sin contrato ni contador, con un consumo diario que superaba hasta en cinco veces al usual de cualquier domicilio. Recientemente, se ha llevado a cabo el examen del inmueble donde han sido incautadas 96 plantas de cannabis sativa en estado de crecimiento, así como lámparas halógenas, transformadores, filtros de aire y aparatos de aire acondicionado, entre otros.

Las personas investigadas –un varón y una mujer de 22 y 19 años, ambos de nacionalidad española–, la droga y los efectos incautados, así como las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Totana (Murcia).