El control de Coato se dirime por primera vez con una pugna entre dos candidaturas

José Luis Hernández Costa. /P. Alonso/ AGM
José Luis Hernández Costa. / P. Alonso/ AGM

Los críticos, encabezados por productores de almendra, se enfrentan hoy en las elecciones a la lista oficial liderada por el actual presidente, José Luis Hernández Costa

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

La batalla por el control de una de las principales cooperativas de la Región, Coato, se dirime hoy en las instalaciones del colectivo agrario en Totana. Más de 2.000 socios integran el censo con derecho a voto en la asamblea que dará comienzo en primera convocatoria a las 16.30 horas. Si es que no pasa como el año anterior, cuando la polémica por las quejas con los pagos a los almendricultores tensó la cita hasta límites nunca vistos, retrasando la reunión hasta altas horas de la madrugada. De hecho, el malestar entre muchos pequeños productores ha provocado que, por primera vez, compitan dos candidaturas por el control del Consejo Rector.

Así que el liderazgo ejercido por el histórico dirigente José Luis Hernández Costa -que repite a la reelección- durante las cuatro décadas de existencia de Coato será sometido esta vez al escrutinio de los votos frente a otra lista alternativa encabezada por el agricultor lorquino Domingo Marcelino Pernías, impulsada por miembros de la Asociación Nacional de Afectados por las Liquidaciones de Coato (Anaco), además de otras entidades, sociedades vinculadas y productores.

Los críticos registraron su candidatura ante el notario el pasado martes, avalada por un grupo de socios de todas las secciones de Coato, tras días de reuniones y mucho trabajo con personas de todas las secciones. El objetivo de sus promotores, entre los que también se encuentra Juan Pascual López Céspedes, de Bullas, es «mejorar la gestión de sus productos, hacer una cooperativa transparente y que responda a las necesidades del socio, que en las últimas campañas está sufriendo un auténtico atropello en relación con los precios a los que cobra su producto y sin explicaciones ni cuentas». Otro de sus compromisos «es trabajar para que aquellos socios que se han visto obligados a irse, a pedir la baja, o han sido expulsados, volver a reconciliarlos con la cooperativa y refortalecerla».

Por su parte, José Luis Hernández Costa, actual presidente de la cooperativa totanera, asegura que «afrontamos la elección con un proyecto ilusionante para que Coato siga siendo la cooperativa de referencia en agricultura ecológica. En la candidatura integramos todas las sensibilidades, realidades y secciones: uva, almendra, miel, pimiento, aceite, brócoli, lechuga, etc». Con todo, desde la candidatura alternativa mantienen que será «difícil» impulsar el cambio, «si desde la dirección de Coato siguen aplicando el sistema de voto plural por el que a nueve cooperativas controladas por miembros del Consejo Rector se le otorgaron casi 1.000 votos en la asamblea de 14 de diciembre de 2017, a las cuales se les debía haber dado como máximo 45 votos, según un informe de la Cátedra Social de la UMU». Una asamblea que, recuerdan, quedó «inconclusa e impugnada judicialmente».

Sin embargo, la actual cúpula mantienen que el voto plural «forma parte de los estatutos de Coato desde su fundación y es un sistema recogido por la Ley de Cooperativas». Y reivindica que «su implantación ajusta el número de votos en función de la aportación que cada socio, persona jurídica y cooperativa haga a la actividad, de forma que aquellos que más aporten a los resultados generales tengan mayor representación».