La Comunidad de Regantes ahorra un 10% de agua tras la instalación de una nueva tubería

LV

La Comunidad de Regantes de Totana sustituyó su canalización tradicional a cielo abierto por una nueva tubería de PVC, de 720 metros de longitud y 250 milímetros de diámetro, que permitirá ahorrar un 10% del agua que circula por esta infraestructura y posibilitará un mejor control del consumo de los regantes. También se han instalado cinco tomas generales de riego, con un contador de 200 milímetros.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó ayer esta obra, ubicada en la toma siete del trasvase. El consejero destacó que «la instalación en las parcelas de estos cinco puntos de toma de agua desde la tubería, con válvulas y contadores de ultrasonidos, va a permitir su accionamiento y lectura remota mediante telecontrol».

El Gobierno regional, para llevar a cabo esta obra, realizó una inversión de 46.000 euros. Del Amor destacó que este proyecto «ha conseguido evitar pérdidas de agua, lo que beneficia a todos los usuarios de esta comunidad de regantes». También añadió el consejero que gracias a las medidas que se están llevando a cabo, el 85% del regadío de la Región de Murcia está modernizado. «El Gobierno autonómico continúa en su esfuerzo por conseguir optimizar todos los recursos hídricos, luchando por paliar el déficit estructural y la falta de agua».