«Tocamos con instrumentos realizados con cajas de puros»

Joaquín (i) y Tomás, con sus 'cigar box'. / p. E.
Joaquín (i) y Tomás, con sus 'cigar box'. / p. E.

Joaquín Romero y Tomás Martínez son los fundadores de La banda de Juárez

PACO ESPADAS

Siendo aún un jovenzuelo, Tomás Martínez Ruiz (Murcia, 1979) heredó del bar de su cuñado una colección de vinilos cargados de sonidos de rock and roll. Aquello hizo que se iniciara en el mundo de la música, formando años más tarde el grupo La banda de Juárez, junto a su amigo Joaquín Romero (Alhama, 1971). Ambos tocan en esta formación con sendas guitarras construidas artesanalmente con cajas de cigarros puros, a las que denominan como 'cigar box'. Recientemente han lanzado su segundo disco al mercado con el nombre de 'Quiero más', y de momento están inmersos en los preparativos de lo que en octubre será en inicio de su gira de conciertos.

-¿Cómo definirían su música?

-Lo nuestro es el rock and roll, aunque los críticos están comenzando a decir que nuestra música es un rock chicano o fronterizo.

-¿Cuáles son sus influencias más directas?

-Indudablemente llegan desde México, en especial con Tito Tarántula. Nos atrae el más tradicional rock sureño, con sabor a tequila y a cigarros puros con sabor a guacamole.

-¿Cuantos discos han publicado?

-Dos, el primero se tituló 'Caras van y caras vienen', en el que aparecen cinco temas con letra y música escrita por Tomás Martínez. El segundo acaba de salir del estudio con el nombre 'Quiero más' con diez temas, es decir, un 'long play'.

-¿Quiénes han colaborado en este último trabajo?

-Santiago Campillo, Juan Borres al saxo y Ñaco Goñi a la armónica.

-¿Además de ustedes, quienes forman la banda?

-En la batería está Juan Antonio Gutiérrez y a la guitarra, Antonio Vidal, mientras que nosotros tocamos la guitarra eléctrica y el bajo con instrumentos realizada con cajas de puros.

-¿Cajas de puros?

-En cierta ocasión, navegando por internet, me encontré un prototipo de guitarra realizada con una caja de puros. Me sorprendió tanto que me puse manos a la obra. Decidí construir mi propia 'cigar box', es decir, con la caja de puros de mi boda y un palo de un viejo sillón de mi casa hice el mástil. Construí esta preciosidad, sin saber soldar con estaño ni nada.

-¿Qué prefieren, el directo con público o estudio de grabación?

-Sin lugar a dudas el calor del público, el estudio es una habitación cerrada. Subir a un escenario y darlo todo es nuestra pasión. Somos de un directo muy eléctrico.

-¿En la Región de Murcia es fácil encontrar locales para actuar?

-En absoluto, es casi imposible para nuestro estilo sureño. Ahora el directo en salas y festivales está centrado en la música indie. Las empresas de mánager tiran por este estilo, que es el más demandado en la actualidad.

-Tomás, ¿cómo fueron sus inicios musicales?

-Siendo aún un niño, mi cuñado cerraba un bar de rock que tenía en Fuente Álamo. Entonces me regaló una colección de más de 200 vinilos de rock; con el tiempo fui evolucionando hasta el estilo de hoy en día. Mientras que Joaquín desde pequeño se sintió atraído por el estilo musical conocido como rockabilly, se formó con la guitarra y se inicio musicalmente con varias formaciones.

-¿Tienen conciertos a la vista?

-Estamos preparando un directo largo de más de dos horas, que presentaremos en la sala Revólver en el mes de octubre, en concreto el día 26, a partir de ahí comenzará nuestro periplo en directo con una nueva faceta.