Una tercera parte del presupuesto de Agricultura irá destinada a inversiones que garanticen el agua a regantes y productores

Miguel Ángel del Amor (c), este martes, en la Asamblea Regional./José María Rodríguez / AGM
Miguel Ángel del Amor (c), este martes, en la Asamblea Regional. / José María Rodríguez / AGM

La Consejería dedicará en 2019 a la desalinizadora de Escombreras 18 de los 170 millones de su presupuesto

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOLCartagena

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, avanzó este martes en Cartagena que el Gobierno regional «reforzará» el próximo año las inversiones en materia de agua con 55 millones de euros, para garantizar los recursos hídricos que regantes y agricultores necesitan para mantener sus actividades. Se trata casi de una tercera parte del presupuesto propio que gestionará ese departamento autonómico, que ascenderá en 2019 a 170 millones de euros. A esa cantidad sumará 140 millones más procedentes de Europa.

En su comparencencia en la Asamblea Regional para presentar sus cuentas para el ejercicio que viene, Del Amor avanzó que las inversiones en agua irán destinadas a proyectos de modernización e infraestructuras que ayuden a mejorar la gestión hídrica. Destacó que «ningún murciano pagará más por depurar y reutilizar el agua», puesto que el canon de saneamiento permanecerá invariable a la subida del IPC y del precio de la luz. Ese departamento también destinará 6 millones a medidas que ayuden a mejorar la calidad del agua del Mar Menor.

La desalinizadora de Escombreras se llevará 18 millones de euros, uno más que el año pasado. El consejero defendió la necesidad del agua que produce esa planta para el sostenimiento de los cultivos en el Campo de Cartagena.

Los agricultores dispondrán de un millón de euros más que este año, hasta alcanzar los dos, para el sistema de seguros agrarios. Y la inversión en industria alimentaria se incrementará en 3 millones para llegar a los 20, destinados a subvencionar proyectos que contriuyan a mejorar el rendimiento y la eficacia energética.

Una de las partidas más destadas del presupuesto de la Consejería es la destinada a caminos rurales. Habrá 8,5 millones para mejorar viales entre poblaciones y, según Del Amor, «frenar la despoblación» con esas actuaciones.

En cuanto a las ayudas para el sector ganadero, la Consejería bonificará el 75% en cuatro apartados de la tasa de prestaciones en servicios veterinarios.

Las ayudas para la agricultura ecológica se mantienen en 15 millones de euros, habrá 8 para subvenciones destinada a jóvenes agricultores y otros 8,5 para mejorar la eficiencia de los recursos en las exportaciones.

Cofradías de pescadores y empresas acuícolas se verán beneficiadas por las acciones que la Consejería pueda desarrollar con los 3,5 millones que ha reservado para el fomento de la pesca y la acuicultura sostenible.

Del Amor también anunció un «Pacto por la investigación agroalimentaria» que tendrá como protagonista al Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Alimentario (Imida), cuyos propios trabajadores ponen en duda su futuro y la de sus proyectos por la inestabilidad laboral. Según el consejero, que despejó cualquier incertidumbre, ese organismo dispondrá de 375.000 euros más que en 2018 y permitirá 57 nuevas contrataciones durante los próximos tres años.

Todos los partidos de la oposición pusieron en duda la planificación económica de la Consejería. «Son los mismos presupuestos del año pasado, no hay ninguna novedad», subrayó la diputada de Podemos María Giménez Casalduero, quien los consideró «una estafa» para el sector. Lamentó que dicho departamento autonómico sea un mero gestor de ayudas europeas y «no tenga políticas activas para ser un sector tan importante en la Región», dijo

Giménez Casalduero coincidió con el diputado del PSOE Jesús Navarro en su «decepción» en cuanto al dinero reservado para el Imida, así como por los pagos para la desalinizadora de Escombreras. «Hay partidas que son de escándalo», subrayó el parlamentario.

Luis Fernández, de Ciudadanos, también se mostró insatisfecho con el grueso de las cuentas de Agricultura, aunque destacó que el Gobierno regional aceptó las sugerencias realizadas por su partido, como incrementar el dinero para el seguro agrario, la previsión de la reparación de caminos rurales y las ayudas para la agricultura ecológica.

Solo Jesús Cano, del PP, se mostró especialmente satisfecho de las cuentas presentadas por Del Amor. «El Gobierno regional sigue trabajando en la modernización de regadíos», destacó.

 

Fotos

Vídeos