Teodoro García se hace cargo de la negociación con la derecha radical para su abstención

MANUEL BUITRAGO y DAVID GÓMEZ

murcia. El secretario general del Partido Popular, el ciezano Teodoro García Egea, intentará echar hoy una mano a su amigo Fernando López Miras y mantendrá un encuentro con los lugartenientes de Santiago Abascal para convencerles de que los diputados de Vox en la Asamblea permitan su investidura como presidente de la Comunidad.

Teodoro García se verá las caras con su homólogo de Vox, Javier Ortega Smith, y con el portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. El diputado murciano, que ya ha tenido que lidiar con la formación de derecha radical para conseguir el apoyo a los populares en Andalucía y Madrid, es consciente de que la negociación entabla mucha dificultad, pues la intención de Vox es entrar en el Consejo de Gobierno y esa no es precisamente la idea que manejan el Partido Popular y mucho menos Ciudadanos, que serán socios de gobierno en la Región.

Según fuentes populares, ni en Génova ni en San Esteban ven clara la entrada de Vox en el Gobierno regional. Lo que tratará de lograr Teodoro García es persuadir a Ortega Smith y Espinosa de los Monteros para que sus representantes en el Parlamento murciano se abstengan en la segunda votación de la investidura. López Miras podría ser así elegido presidente al obtener más votos a favor que en contra en la Asamblea (22 por 19) y podría formar así el primer Gobierno de coalición de la historia de la Región, en el que tendrá que coordinar a seis consejeros del Partido Popular y cuatro de Ciudadanos. Ese Ejecutivo tendría que pactar con Vox para sacar adelante la normativa legislativa que impulse, principalmente la Ley de Presupuestos de la Comunidad.

El PP intentará poner a Vox en una encrucijada: o permiten un presidente de centro derecha o favorecen que gobierne el PSOE. Porque Ciudadanos tiene claro que, si fracasa su alianza con los populares, retomará las negociaciones con los socialistas para investir a Diego Conesa.

Con Franco, no

Teodoro García lo tendrá muy difícil si los dirigentes nacionales de Vox muestran la misma actitud que el secretario del grupo parlamentario en la Asamblea Regional, Luis Gestoso. Este manifestó ayer que bajo ningún concepto su partido favorecerá «un Gobierno de Isabel Franco». Gestoso advierte a López Miras de que si Vox no tiene al menos un consejero en su Gobierno, su voto será negativo en la investidura.