El temporal de Semana Santa que afectó a la Región no tiene precedentes en la historia en España

Dos vehículos atrapados por la lluvia caída el pasado sábado 20 de abril en Molina de Segura. /Juan Luis Vivas
Dos vehículos atrapados por la lluvia caída el pasado sábado 20 de abril en Molina de Segura. / Juan Luis Vivas

En tan solo cinco días llovió cinco veces más de lo normal en el mes de abril y el doble de lo habitual en primavera

E. P.

El temporal de primavera que afectó a la Región de Murcia durante esta Semana Santa no tiene precedentes históricos, ni por la persistencia de las precipitaciones, ni por su intensidad, ni por la gran extensión afectada, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que destaca que en algunas zonas de Alicante y Murcia llovió en tan solo cinco días cinco veces más de lo normal en todo el mes de abril y el doble de lo habitual en primavera.

La Aemet admite que «no es posible hallar un episodio con las mismas características en ningún mes de abril anterior, ya que se han juntado precipitaciones persistentes, puntualmente fuertes y en un área tan grande.

El temporal se produjo por la presencia de una baja aislada en niveles medios y altos de la atmósfera acompañada de un viento intenso del este (Levante) en superficie entre el 18 y el 22 de abril, coincidiendo con el Jueves Santo y hasta el Lunes de Pascua.

Durante los días 18 y 19 el avance del aire frío en altura fue tal que las primeras regiones afectadas por las lluvias fueron los municipios fronterizos entre Teruel y Castellón y después, el día 20 se el pico máximo de precipitación se desplazó más al sur, incluidos los municipios limítrofes entre Albacete, Valencia, Murcia y Alicante.

Después el día 21 de abril, la última fase del temporal, fue la más intensa y se produjo por la formación frente a la costa de Alicante de un sistema convectivo, de tormentas organizadas que ocupó una mayor extensión espacial que una tormenta individual y que suele durar varias horas o más.

Ese sistema de tormentas impactó en el norte de la provincia de Alicante y en el sur de Valencia donde provocó precipitaciones de intensidad muy fuerte y en algunos puntos incluso alcanzaron las características de torrenciales y, al mismo tiempo, de carácter tormentoso.

La situación ha provocado que este sea ya, antes de concluir, el mes de abril más lluvioso de la serie y el más lluvioso fuera del otoño en los observatorios del aeropuerto de Alicante-Elche, en Torrevieja y en Jávea.

Además, entre el 17 y el 22 de abril se han contabilizado 12.282 descargas eléctricas (rayos) y en zonas del sur de Valencia y del norte de Alicante se han recogido más de 200 litros por metro cuadrado e incluso, en algunos puntos cercanos a la cosa se alcanzaron los 300 litros por metro cuadrado de precipitación.

La Aemet subraya también que estas acumulaciones de precipitación entre el 18 y el 22 de abril en muchas zonas de Alicante, sur de Valencia, Región de Murcia y este de Albacete ha llovido el triple de lo habitual durante todo el mes de abril e incluso en algunas regiones costeras puntuales, se ha recogido cinco veces más de lo que suele llover durante el mes de abril en su conjunto.

Incluso, frente a un mes de abril «típico», en esas zonas se ha acumulado más que lo normal durante toda una primavera de las consideradas como normales y en algunos puntos de Alicante y Murcia, se ha duplicado el valor habitual de la primavera.