Políticos murcianos suben sus tesis a la Red tras el caso de Pedro Sánchez

Teodoro García (PP), Adela Martínez-Cachá (PP) y Óscar Urralburu (Podemos)./LV
Teodoro García (PP), Adela Martínez-Cachá (PP) y Óscar Urralburu (Podemos). / LV

El secretario general del PP, Teodoro García, no había digitalizado su trabajo ante «la posibilidad de generación de patentes» que recoge la normativa

DANIEL VIDAL , DAVID GÓMEZ y

El recién elegido líder de Podemos en el municipio de Murcia, el abogado Ginés Ruiz Maciá, bromeaba esta semana en Twitter: «Al final es mejor no haber hecho tesis. Sabía que lo mío no era gandulería sino intuición», y acompañaba el mensaje con el clásico emoticono llorando de la risa. Va a tener razón el siempre irónico Ruiz Maciá. Los escándalos académicos que acabaron con la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes y la exministra de Sanidad Carmen Montón han colocado una lupa de varios aumentos en todos los trabajos académicos, tesis y títulos universitarios firmados y obtenidos por cargos públicos y políticos.

Este viernes fue el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que decidió hacer accesible su tesis en internet antes las críticas de Ciudadanos y PP; y aún son algunas dudas las que se ciernen sobre los trabajos de fin de máster del presidente del PP, Pablo Casado, azuzadas por PSOE y Podemos. Precisamente, y según pudo saber ayer 'La Verdad', el secretario general del PP y mano derecha de Casado, Teodoro García, decidió dar «instrucciones» el mismo viernes a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) para publicar en formato digital su tesis, que, como la de Pedro Sánchez, tampoco podía consultarse abiertamente de forma telemática.

En el caso de García, por la «posible generación de patentes derivadas de la investigación», titulada 'Análisis, decodificación y clasificación de la señal electroencefalográfica (EEG) en entornos tridimensionales'. Un supuesto recogido por la ley que exime al autor y a la universidad de la publicación digital. El doctor en Robótica que hoy dirige el PP junto a Pablo Casado, sin embargo, habló con la Politécnica para que procedieran a 'colgar' el documento «cuanto antes», renunciando así «a los posibles derechos sobre la propiedad intelectual resultante de un trabajo de investigación que utilice como base mi tesis». Una tesis de 192 páginas y 312 referencias bibliográficas, desarrollada a lo largo de siete años y a la que ha tenido acceso 'La Verdad' por expreso deseo del autor, que hasta ayer era quien decidía quién podía verla, pero solo de forma presencial en el archivo de la Universidad y bajo estrictas normas de consulta, como en el caso de Pedro Sánchez y el de tantos otros investigadores.

«No estaba en política»

De hecho, el acceso digital no era un requisito necesario en su caso, según su programa de doctorado, anterior al decreto 99/2011, que es el que exige a la universidad archivar el documento «en formato electrónico abierto en un repositorio institucional». Es la misma situación en la que se encuentra el único miembro del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma que tiene una tesis doctoral publicada en Teseo, la plataforma del Ministerio de Educación. Se trata de la consejera de Educación, Juventud y Deporte, Adela Martínez-Cachá, doctora en Ingeniería Agrónoma, que leyó su tesis en el año 2003, cuando «no estaba en política ni sabía que iba a estar», deja claro a 'La Verdad'.

«Ya he dado instrucciones para que se publique el documento en la Red cuanto antes», aseguró el secretario general del PP

Su trabajo de investigación, desarrollado en la Universidad Miguel Hernández de Elche y titulado 'Impacto económico de las sequías en el sureste económico español', fue publicado en un libro editado por la Universidad Católica de Murcia, y previamente calificado con un sobresaliente 'cum laude' por un tribunal cuyo presidente suena mucho en la historia reciente de la política regional: Antonio Cerdá. Doctor en Químicas por la Universidad de Murcia y exdirector del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas), Cerdá también era entonces, como luego lo fue Adela Martínez-Cachá, consejero de Agricultura y Agua del Gobierno del PP.

«Orgullosa»

«A Antonio Cerdá solo le conocía por ser catedrático e investigador del Cebas. Fue una propuesta del director de mi tesis, Lorenzo Avella, quien le consideró oportuno por su competencia en la materia», detalla la titular de Educación. Martínez-Cachá, además, no deja pasar la ocasión para recordar el esfuerzo que le costó sacar la tesis, en su caso durante tres años: «Cuando aprobé, mi hija me preguntó: '¿Mamá, no vas a hacer más tesis, verdad?'».

El presidente del tribunal que calificó con 'cum laude' a Martínez-Cachá fue Antonio Cerdá, entonces titular de Agricultura

Confiesa Martínez-Cachá que haber superado este proceso «es una de las cosas de las que más orgullosa me siento», y se muestra firme al asegurar que «no tendría ningún problema» en aportar visibilidad en internet a su tesis, de casi 500 páginas, y colgar el documento en Teseo (donde solo hay un resumen) «si fuera necesario», puntualiza. Que se sepa, no ha dado instrucciones a la Universidad Miguel Hernández, aunque siempre se puede comprar el libro editado por la UCAM al precio de 15 euros, en función de la librería 'online'.

«Renuncio al libro»

Quien sí ha tomado la misma decisión que Teodoro García Egea ha sido el secretario general de Podemos en la Región de Murcia, Óscar Urralburu, quien leyó su tesis sobre 'Arquitectura y espacio crítico en Paul Virilio' en el año 2012. «He hablado con la Universidad de Murcia para que publiquen mi tesis en 'Digitum'», el repositorio de la institución académica. De hecho, el viernes por la tarde ya estaba disponible el trabajo de Urralburu en formato digital. El líder de Podemos, como Martínez-Cachá y García Egea, tampoco tenía que digitalizar su investigación según la normativa aplicable a sus estudios de doctorado, aunque tampoco decidió darle esa visibilidad porque tenía idea de transformar el trabajo, desarrollado durante más de diez años, «en un libro» que ahora ya ha dejado «prácticamente por imposible».

Óscar Urralburu llamó el viernes a la Universidad de Murcia, que por la tarde ya había 'colgado' el trabajo del líder de Podemos

Según Urralburu, «es muy difícil que las tesis estén publicadas directamente en Teseo, sobre todo las de ámbito social y humanísticas, porque suelen terminar en libros», aunque «también depende de los investigadores». Profesor de instituto y doctor por la Universidad de Murcia, en la que también es profesor asociado, Urralburu presentó su tesis ante un tribunal presidido por el catedrático de Filosofía Francisco Jarauta, que unos años después se vinculó con Podemos. Pese a todo, Urralburu justifica la presidencia de Jarauta en aquel tribunal porque «es uno de los mayores expertos en Paul Virilio y, de hecho, era el único miembro del tribunal que le conoce personalmente. Jarauta, que recondujo mi tesis y al que yo había conocido en un curso sobre Kafka en el año 94, era probablemente la mayor eminencia en la materia».

Además, Óscar Urralburu se siente «dolido» porque se «ponga en cuestión a la universidad pública» por culpa de «esta dinámica de puertas giratorias para construir líderes que han popularizado PP y PSOE». En su entorno académico, asegura, «nunca he visto estos privilegios».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos