«Tendréis que sobrevolar las líneas enemigas para lograr vuestros sueños»

La piloto María Carmen García Ruiz charla con un grupo de alumnas de Secundaria. / alexia salas
La piloto María Carmen García Ruiz charla con un grupo de alumnas de Secundaria. / alexia salas

La AGA acoge un encuentro entre alumnas de Secundaria y mujeres profesionales de la aviación, la ingeniería y el diseño

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

No solo en el aire es una inspiración la comandante Rosa García-Malea. La que fue primera mujer piloto de caza y ataque en España les contó ayer a un grupo de alumnas de Secundaria de los institutos de Archena y de Bullas, reunidas en la Academia General del Aire (AGA) para un encuentro de promoción de las vocaciones técnicas, que ella también ha suspendido algún que otro examen. «Después me esforcé y estudié mucho para lograr una nota alta que me permitiera elegir destino», explicó a las estudiantes la primera y única -de momento- mujer integrante de la Patrulla Águila. Ni una alumna se quedó sin grabar después con sus móviles los 'loopings' y roturas de la comandante y sus compañeros. En un cielo gris con chaparrón incluido, la piloto almeriense con más de 1.500 horas de vuelo, participante en la operación 'Protector Unificado' de la OTAN en Libia, y madre de tres hijos, dio una clase práctica de igualdad de género en pleno vuelo, a la derecha del líder, un puesto que quizá pronto también ocupará una mujer.

«Hacemos el mismo trabajo»

«Aquí cobramos lo mismo, hacemos el mismo trabajo y se espera lo mismo de ellos que de ellas», aseguró el coronel director de la Academia General del Aire, Miguel Ivorra, en el hangar de la base militar de La Ribera. Las animó a «sobrevolar las líneas enemigas, como hacemos nosotros en situaciones de conflicto, para alcanzar vuestros sueños con coraje, que es lo mismo que poner lo mejor de nosotros mismos». La AGA registró el pasado curso un repunte de nuevas oficiales mujeres -14 de una promoción de 111- tras unos años de descenso de la presencia femenina. «Somos pocas, pero a las que no han tenido cerca la vida militar y los aviones, les suena lejano», explica la capitán María Carmen García Ruiz. A la piloto militar le preguntaron las adolescentes sobre cómo lleva lo de volar con la vida familiar.

El encuentro 'Volando alto', organizado por la Fundación Inspiring Girls y el Instituto de Fomento, puso a las estudiantes frente a su posible futuro. A la soldado Tania María Corbalán, mecánico de aeronaves, le preguntaron las alumnas qué ha tenido que estudiar para hacer volar un avión. «Yo al principio quería ser fotógrafa, pero luego me llamaron la atención los aviones», contó la militar. También 'frieron' a preguntas a la diseñadora Constanza Mas, autora de las prendas inteligentes que cambian de color y apariencia a través de una aplicación tecnológica. «No podemos dar pasos atrás después de lo que les costó a nuestras madres y abuelas. Tengo dos hijas y dos hijos, y nuestra actitud es crítica al máximo con los sexismos», explica la directora del laboratorio Constanza+Lab.

La promoción de las disciplinas STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) entre las alumnas murcianas requiere «un empujón a esta edad para ayudarlas a ampliar sus horizontes y elevar sus expectativas», afirma la presidenta de la Fundación Inspiring Girls, Marta Pérez Dorao. «Nos lo tenemos que creer. A los chicos también les cuesta, pero ellos sí se lo creen», les dijo a las alumnas.

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán, quien compartió camiseta y suelo con las estudiantes, destacó el aumento de la tasa de actividad emprendedora femenina en la Región del 2,9% al 4,2% en el último año. «Ni mi abuela ni mi madre pudieron elegir, pero la situación ha cambiado mucho», les contó Celdrán a las alumnas, a quienes advirtió de que «algunas letras de la música trap tienen aún contenidos sexistas». El consejero animó a las estudiantes a no ponerse barreras pues «faltan personas que estudien carreras biotecnológicas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos