Los sindicatos urgen a acabar con la «discriminación» de los trabajadores fijos-discontinuos

Santiago Navarro (CC OO) y Antonio Jiménez (UGT), en el centro, en la concentración de los trabajadores fijos-discontinuos, ayer. / N. GARCÍA / AGM
Santiago Navarro (CC OO) y Antonio Jiménez (UGT), en el centro, en la concentración de los trabajadores fijos-discontinuos, ayer. / N. GARCÍA / AGM

Exigen que se instruya a la Seguridad Social y a Empleo para que a estos operarios se les computen las prestaciones por bajas y desempleo, «como en el resto de las autonomías»

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉN

Los trabajadores fijos-discontinuos exigen que se afronte de una vez el problema histórico de «discriminación» que sufren en la Región por parte de la Administración del Estado en cuanto al cómputo para la prestación de desempleo y bajas por incapacidad temporal con respecto a otros territorios españoles. Convocados por UGT y Comisiones Obreras, se concentraron ayer un centenar de personas ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en Murcia para escenificar su demanda tras celebrar previamente una asamblea para preparar las próximas movilizaciones y actos de protesta.

Los dos líderes sindicales, el ugetista Antonio Jiménez y Santiago Navarro (CC OO), reclamaron al actual delegado del Gobierno, Diego Conesa, que «dé instrucciones» para acabar con una práctica, que se prolonga desde hace más de 20 años, referida a los incumplimientos del INSS y del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) en cuanto al cálculo de las bases reguladoras de cotización de este colectivo. Una situación que perjudica a las 90.000 personas que desarrollan su actividad bajo esta modalidad de contrato en la Región, sobre todo en el sector agroalimentario; y, especialmente, en el caso de las mujeres, que representan el 70%.

«Algunas de las prestaciones llegan a situaciones de indignidad, toda vez que se han percibido cantidades ridículas en función del sistema de cómputo de las bases, sobre todo, cuando la suma de cotizaciones en los tres meses anteriores al hecho causante de la baja se produce al principio de una campaña», indicó Jiménez. Navarro resaltó que «hemos llegado a ver el cobro de tan solo 1 o 3 euros, en función de los días que han podido trabajar, cuando debería percibir el 75% de la base reguladora del salario que tienen por convenio, que están en el entorno de 54 euros/día».

Aprueban una jornada de huelga el 15 de febrero en los principales sectores si no se ofrece una solución

Hay que tener en cuenta que este tipo de contratos son muy utilizados porque se adaptan mucho a las necesidades productivas de las empresas murcianas. Por ello, los sindicatos hacen hincapié en la urgencia de aplicar un criterio homogéneo, como en el resto de España, y no la opción más perjudicial para los trabajadores.

Por último, se aprobó en asamblea realizar una huelga el día 15 de febrero en los principales sectores donde operan los fijos-discontinuos, particularmente la actividad agraria y conservera. Aunque podría modificarse esa fecha en función de otras movilizaciones sindicales, así como su desconvocatoria en el caso de que se ofrezca una solución en la reunión que mantendrán con el delegado del Gobierno el próximo 21 de enero.