Los sindicatos se manifiestan para denunciar el estado de las prisiones