Siete peatones murieron arrollados en 2018 cuando transitaban por carreteras de la Región

Imagen de un peatón fallecido tras ser atropellado./
Imagen de un peatón fallecido tras ser atropellado.

La DGT esta preocupada por el importante incremento de este tipo de víctimas mortales en el conjunto de España. Su perfil: mayor de 65 años, atropellado por la noche y que no usaba prenda alguna reflectante

EFE

Un total de siete peatones murieron el año pasado tras ser atropellados mientras transitaban por vías interurbanas de la Región. Tres lo hacían por carreteras convencionales, mientras que los otros cuatro fueron arrollados en autopistas. Así lo indican datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), a la que preocupa el incremento de este tipo de víctimas mortales en el conjunto de España, ya que suben un 45%. El perfil del atropellado es el de mayor de 65 años, arrollado por la noche y que no usaba prenda alguna reflectante.

Ya les venía preocupando desde hace tiempo, pero a los responsables de Tráfico el balance definitivo de la siniestralidad vial en 2018 les ha ratificado en su convencimiento de la necesidad de implementar medidas que, en cualquier caso, deben pasar también por la concienciación del riesgo que conlleva cruzar una carretera.

Los datos generales ya los facilitó esta semana el director general de Tráfico, Pere Navarro. El número de peatones fallecidos tanto en vías urbanas como interurbanas ha pasado de 351 en 2017 a 386 en 2018, lo que supone un incremento de 35, es decir, de un por ciento.

Pero si nos centramos en las carreteras interurbanas, la cifra ha pasado de 103 a 149, lo que significa un alza del 45 por ciento (46 fallecidos más). Y del total de víctimas mortales, 69 fueron en autopistas y autovías y 80 en carreteras convencionales, con una subida del 41 y del 48 por ciento, respectivamente.

Mayores, de noche y sin elementos reflectantes

Este sería el perfil del peatón atropellado en las vías interurbanas, según se deduce de los datos facilitados por el director del Observatorio de Seguridad Vial de la DGT, Álvaro Gómez.

Porque los atropellos mortales se concentran en la noche: 104 de los 149 fallecidos. Y esto es así tanto en autopistas y autovías (53 de los 69 fallecidos), como en carreteras convencionales (51 de los 80 muertos).

Opina Gómez que existe «un claro problema» de no uso de elementos reflectantes en los atropellos ocurridos durante la noche: el 83 % de los peatones fallecidos durante ese horario no llevaba ninguna prenda de este tipo para ser mejor visto.

Una mayoría de los atropellos mortales ocurren en recta: 58 % en el caso de las autopistas y autovías y 60 % en carreteras convencionales.

El perfil de edad varía en función del tipo de vía, de tal modo que en autopistas y autovías el grupo más importante de los peatones fallecidos es el de entre 35 y 54 años, con 40 de los 69 muertos.

Mientras, en las carreteras convencionales el más importante es el grupo de edad de 65 años y más, con 44 de 80 fallecidos. Es decir, más de la mitad.

¿Por qué? ¿Qué hacer?

En comparación con otros países, España tiene una proporción superior de peatones fallecidos en las carretera. Algo tiene que ver el buen tiempo y la costumbre en muchos pueblos del país de salir a pasear por ellas.

De todos modos, Tráfico está haciendo un seguimiento de los datos para tomar medidas. Ya se ha diseñado una que, en forma de real decreto, está a la espera de que se conforme el gobierno. Se trata del cambio del triángulo de señalización de accidente o avería por una luz que se colocaría encima del capó.

Gómez recuerda que, en el caso de las carreteras convencionales, ahorrará al conductor recorrer 200 metros para colocar el triángulo (en la actualidad debe colocarse a 50 metros por delante del coche y a otros 50 por detrás), lo que supone un riesgo innecesario.

En las autopistas y autovías es menos habitual que en las convencionales que los peatones las crucen, aunque algún caso hay. Pero en esas vías de alta capacidad hay un mayor porcentaje de fallecidos que son profesionales de mantenimiento de vías o conductores y pasajeros que se han bajado del vehículo en el arcén y son arrollados.

Tráfico está estudiando todos los atropellos para determinar las diferentes causas y diseñar medidas específicas, entre ellas campañas de concienciación dirigidas a este tipo de accidentalidad. Comunidad Valenciana, Cataluña y Galicia está a la cabeza en el número de víctimas mortales por esta causa.

Más de 4.400 peatones atropellados en 11 años

Un total de 4.406 personas han perdido la vida en España como consecuencia de un atropello, de las que 2.679 se encontraban en una vía urbana y 1.727 en alguna interurbana en el momento del accidente.

Durante este periodo la curva que ha dibujado la siniestralidad de los peatones ha sido descendente hasta 2013, cuando se registró un ligero aumento para volver a disminuir en 2014, aumentar los dos ejercicios siguientes y de nuevo descender en 2017. Pero 2018 recuperó otra vez el trazo al alza.