Siete municipios duplican la tasa de basuras de las localidades más baratas

Contenedor a rebosar en una calle un municipio de la Región. /A. A.
Contenedor a rebosar en una calle un municipio de la Región. / A. A.

La Federación pedirá a los alcaldes que equilibren el coste y los ingresos del servicio para evitar desigualdades

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Una tonelada de basura se cotiza, en según qué municipios de la Región, a precio de oro. Las diferencias para los ciudadanos son abismales. Mientras los vecinos de Los Alcázares pagan 188 euros al año, a los de Fortuna les cuesta 23 euros, a los de Librilla 24 y a los de Ulea, 26 euros. La diferencia en la gestión del servicio de recogida de residuos y en la aprobación de la tasa pública resulta tan dispar que vivir en Molina de Segura conlleva el pago de 92 euros por cabeza para que no falle el camión de la basura, mientras que a los jumillanos les basta con pagar 36 euros al año. Son algunos de los datos del estudio realizado en la Universidad de Murcia por el equipo de investigación del departamento de Economía Financiera y Contabilidad, que dirige el catedrático Bernardino Benito.

El informe, basado en los datos del Ministerio de Hacienda y Función Pública -que previamente han aportado los propios ayuntamientos-, revela que la variación de la cuantía de las tasas no se corresponde con el área geográfica, ya que residir en la costa acarrea 84 euros al año en el recibo de basuras en Mazarrón y 79 euros en Águilas, pero cero euros en San Javier, mención aparte de los llamativos 188 euros de Los Alcázares. Con una media regional de 64 euros en la tasa de basuras, al menos siete ayuntamientos superan ampliamente esta cifra, de los 35 que han aportado datos.

Otras cifras resultan igual de reveladoras, como el número de habitantes por cada contenedor, que se traduce en la saturación de desperdicios a pie de calle. Mientras que en Caravaca los vecinos disponen de un contenedor por cada 8 ciudadanos, los de Bullas tienen que compartir uno entre 177 personas. Necesitarían hacer también un pedido de contenedores en Murcia, donde hay uno para cada 49 vecinos, en Totana -uno por cada 41- y Fortuna, donde 54 residentes dejan la bolsa en el mismo hueco. Los vecinos de Alcantarilla, a pesar de pagar uno de los servicios más caros -3,4 millones al año- tienen un contenedor a compartir por cada 50 vecinos.

El coste de retirada por tonelada presenta igualmente picos y abismos. En San Javier se cotiza a 383 euros por tonelada -por el coste añadido de La Manga y las pedanías, al igual que en Torre Pacheco, con 283 euros por tonelada- frente a los 34 euros de Alhama. No siempre los precios más altos se registran en municipios de amplia población o tamaño geográfico, ya que en Ojós la tonelada de basura sale por 214 euros mientras que en Fortuna pagan 50 euros por retirar cada tonelada de residuos.

Superávit a examen

El informe del catedrático Benito López revela la desigualdad de precios y servicios en la recogida de basuras que pagan -y a veces sufren- los ciudadanos de la Región. El dato más sorprendente es el que eleva a 18 los ayuntamientos de la Región que vulneran la Ley Reguladora de Haciendas Locales porque cobran a sus vecinos por encima de lo que les cuesta el servicio, según publicó ayer 'La Verdad'. Los superávits de Los Alcázares -53 euros por cabeza- y de Mula -con 34 euros por cabeza- destacan en el desequilibrio entre el coste del servicio de basuras y la tasa que las arcas municipales ingresan por residente, que se traduce en un excedente económico resultante de un servicio que, por ley, no debería dar beneficios a las administraciones públicas. O lo que es lo mismo, los vecinos pagan además otros gastos -indefinidos- creyendo que costean solo que se lleven su bolsa de desperdicios.

La Federación de Municipios de la Región de Murcia pondrá sobre la mesa de la próxima Comisión Ejecutiva, el 31 de enero, ese desajuste presupuestario. «Las resoluciones de la FMRM no son vinculantes, pero asesoramos a los alcaldes para que revisen las situaciones de ilegalidad y se pueden adoptar decisiones que comprometan a los responsables locales», explica el presidente de la Federación, Joaquín Hernández, a su vez alcalde de Lorquí.

A falta de analizar el estudio, Hernández interpretó ayer los desequilibrios en la gestión municipal de las basuras como «resultado de que muchos contratos están sin revisar durante muchos años, igual que algunas tasas». El presidente de la Federación de Municipios reconoció que «son datos públicos y el Tribunal de Cuentas puede pedir a algunos ayuntamientos que revisen sus contratos». Hernández aseguró además que cabe preguntarse «por qué la Intervención de algunos ayuntamientos está permitiendo esta situación de desequilibrio y no advierte de que se vulnera la ley».

Mociones de Ciudadanos

Pocas horas después de que 'La Verdad' publicase las conclusiones del estudio realizado por el equipo de Economía Financiera de la UMU, Ciudadanos anunció que presentará mociones en 21 ayuntamientos de la Región, donde se producen desajustes en el coste del servicio y en el precio de la tasa que pagan los vecinos. Sobre la evidencia de que en al menos 18 municipios se cobra a los ciudadanos por encima del importe de la contrata, el portavoz de Cs, Miguel Sánchez, apuntó ayer que «además de una situación ilegal, supone que los residentes sufragan otros gastos municipales con cargo a los recibos manifiestamente hinchados».

La formación naranja pide en las mociones «un ajuste a la baja de la tasa que abonan los vecinos para que no exceda del coste», lo que debiera suponer una rebaja del recibo en 18 municipios.