Siete colectivos piden una línea de autobús que llegue hasta la cárcel de Campos del Río

Marta Semitiel
MARTA SEMITIEL

La parada de autobús más cercana al Centro Penitenciario Murcia II, ubicado en Campos del Río, es una de la línea que une Murcia con Mula, pero se encuentra a unos 4,5 kilómetros de la prisión. Como ya publicó este diario en un extenso reportaje sobre el tema, los trabajadores del centro penitenciario y las asociaciones que también trabajan con los presos llevan muchos años pidiendo un servicio de transporte público que llegue hasta la cárcel. Ante la pasividad de las administraciones, ahora se han unido a la demanda siete colectivos más: Solidarios para el Desarrollo, Colectivo Paréntesis, Cepaim, la Red de lucha contra la pobreza y la exclusión de la Región de Murcia (EAPN), la Asociación Beto, Cáritas de la Diócesis de Cartagena y la Capellanía del Centro Penitenciario Murcia II, quienes destacan en un comunicado que la ausencia de transporte supone un «abandono y una situación de inseguridad» para las familias, los funcionarios de prisiones y el personal de las ONG, «que tienen que caminar varios kilómetros por una carretera sin iluminar, sin arcén y sin aceras para llegar hasta aquí».