Las separaciones y divorcios crecen un 3% en Murcia durante el primer trimestre del año

Muñecos de una tarta de bodas./Fotolia
Muñecos de una tarta de bodas. / Fotolia

La comunidad registró 951 demandas de disoluciones matrimoniales en los tres primeros meses de 2019, que dejan la tasa en 6,4 por cada 10.000 habitantes, por encima de la media nacional

EPMurcia

La Región de Murcia registró 6,4 demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes en el primer trimestre de 2019. El dato está ligeramente por encima de la media nacional (6,3), según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y publicados este miércoles. En total fueron 951, lo que representa un aumento del 2'9% respecto a las 924 del mismo periodo de 2018. A nivel nacional, el número de demandas de disoluciones matrimoniales, separaciones y divorcios, se incrementaron un 1,2% en el primer trimestre de 2019 respecto al mismo periodo del año pasado.

En el primer trimestre de este año, en la Región registraron aumentos las demandas no consensuadas, tanto de divorcio (432), como de separación (15), que son el triple que el año anterior. En cambio, disminuyeron los divorcios (481) y las separaciones (23) de mutuo acuerdo.

A nivel nacional, tanto las separaciones (consensuadas y no consensuadas) como los divorcios (contenciosos o de mutuo acuerdo) experimentaron un aumento en comparación a los tres primeros meses de 2018. En concreto, las 900 demandas de separación consensuada representan una subida del 4,2% respecto a las presentadas en el primer trimestre de 2018. Asimismo, las 461 demandas de separación no consensuada suponen un 8,7% más que el año pasado.

En cuanto a las demandas de divorcios, se presentaron 16.423 consensuadas, lo que supone un aumento del 1,2% respecto al año anterior, mientras que las no consensuadas se incrementaron un 0,6%, al haberse solicitado 11.668. Por otro lado, el número de demandas de nulidad fueron 34, un 17,1% inferior a las presentadas en el primer trimestre de 2018.

En la clasificación nacional, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se dio en Aragón, Canarias y la Comunidad Valenciana, con una tasa del 6,9; seguido de Asturias (6,8); Cataluña (6,6); Andalucía (6,5); Islas Baleares, Cantabria y Murcia (6,4). Todos estos territorios superan la media nacional de 6,3, mientras que las tasas más bajas se dieron en Castilla León (4,9); País Vasco (5,3); y Extremadura (5,7).

Por primera vez, la estadística judicial recoge datos de rupturas de parejas estables en Cataluña, constituidas e inscritas al amparo de la legislación civil propia de dicha comunidad autónoma. En el primer trimestre de 2019 se registraron en Cataluña 21 demandas de ruptura consensuada y 12 no consensuada de parejas estables, frente a las 26 y 9 registradas respectivamente en el primer trimestre de 2018.

Respecto a los procedimientos de modificación de medidas en procesos de separación y divorcio y de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, todas ellas (tanto matrimoniales como no matrimoniales) mostraron incrementos respecto al primer trimestre de2018. Las demandas de modificación de medidas consensuadas presentadas fueron 3.335, lo que supone un incremento del 17,2%; y las demandas de modificación de medidas no consensuadas fueron 9.440, lo que representa un 8,1% más respecto al mismo trimestre de 2018. Y las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, tanto consensuadas (5.285) como no consensuadas (7.545) experimentaron aumentos interanuales del 5,7% y 7%, respectivamente.