Seis carreteras continúan cortadas por las inundaciones y se aconseja precaución en otras quince

Un hombre atrapado por la lluvia se pone a salvo en el techo de su coche./J. M. Rodríguez / AGM
Un hombre atrapado por la lluvia se pone a salvo en el techo de su coche. / J. M. Rodríguez / AGM

Los operarios de la Comunidad trabajaron durante todo el día para reabrir las vías anegadas

LA VERDAD MURCIA

Las brigadas del Servicio de Conservación de Carreteras de la Región de Murcia trabajaban ayer por la tarde para que volviese la normalidad a las quince carreteras que fueron cerradas al tráfico por acumulación de agua. Al cierre de esta edición, seis vías continuaban cortadas al tráfico.

Ayer sábado se restableció el orden en el carril, en sentido Murcia, de la Autovía de San Javier (RM-19). Al cierre de esta edición, seguían cortadas la RM-310 (Cabezo de la Plata-Torremendo en la provincia de Alicante); la RM-522 (Archena-Blanca, en el Salto de la Novia); la RM-E33 (El Albujón-La Aljorra); la RM-E18 (Miranda-Molinos Marfagones); la RM-F26 (Balsicas-Los Alcázares) y la RM-F33 (El Mojón, en San Pedro del Pinatar), informó la Comunidad.

El director general de Carreteras, Francisco González Manzanera, recordó que los conductores deben extremar las precaución cuando circulen por la RM-F35 (San Javier-Cartagena); RM-F28 (San Javier-Torre Pacheco); RM-D4 (Mazarrón-Lorca); RM-F19 (La Tercia-Sucina), RM-F20 (Balsicas- Avileses); RM-502 (Totana-Aledo); RM-512 (Abarán-Cieza); RM-513 (Abarán); RM-514 (Abarán-Blanca); RM-B17 (Parque de Ulea); RM-B19 (Cieza-Calasparra); RM-332 (Cartagena-Mazarrón, en las Cuestas del Cedacero); RM-F13 (El Garruchal, Murcia) y RM-315 (Paretón).

Francisco González Manzanera agradeció la labor de las brigadas regionales que están trabajando para solventar cualquier incidencia que altere la normalidad de la red regional de carreteras, «en el menor tiempo posible», y pidió a los conductores prudencia en sus desplazamientos durante los episodios de lluvia.

Información relacionada