«El seguro agrario cada vez se contempla más como parte de la política de gestión de riesgos»

Director. José Carlos Sánchez. / AGROSEGURO
Director. José Carlos Sánchez. / AGROSEGURO

José Carlos Sánchez Blázquez Director del Área de Siniestros de Agroseguro

LYDIA MARTÍN MURCIA.

La Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro) tiene por objeto administrar, por cuenta de las aseguradoras accionistas, los seguros agrarios combinados contratados. Sus principales actividades son el control y procesamiento de las pólizas, la emisión de los recibos a los tomadores del seguro y la gestión del cobro, así como la recepción de las declaraciones de siniestro de los asegurados y la realización de los trámites de peritación, valoración y pago de siniestros por cuenta de las coaseguradoras. Además, colabora con las administraciones en la aplicación de las subvenciones, que normalmente se descuentan de las primas a pagar por los productores, y posteriormente se liquidan a los organismos que las conceden. En la actualidad, agrupa a 22 aseguradoras privadas más el Consorcio de Compensación de Seguros, también accionista y coasegurador.

El director del Área de Siniestros de la Sociedad, José Carlos Sánchez Blázquez, hace balance del último semestre y las indemnizaciones que se han llevado a cabo en siniestros del sector agroalimentario desde la Agrupación.

-¿Cómo ha sido el primer semestre del año para Agroseguro?

«La previsión de indemnizaciones para el primer semestre asciende a más de 60 millones de euros»«En este ejercicio la climatología está teniendo un comportamiento muy irregular»

-A nivel nacional, el primer semestre del año confirma la tendencia creciente que la suscripción del seguro agrario viene mostrando desde 2015. Agroseguro ha registrado un crecimiento del 3,5% en primas con respecto al mismo periodo del año anterior -hasta ahora el de mayor contratación-, hasta alcanzar un volumen de 430,91 millones de euros.

La comunidad autónoma de Murcia sigue la misma tendencia. En los seis primeros meses de 2018, el volumen de primas ha aumentado en un 6,36% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 47,50 millones de euros. El crecimiento se produce en todos los grandes cultivos de la Comunidad y muy especialmente en los cítricos.

-¿Y respecto a los siniestros?

-En lo que llevamos de ejercicio la climatología está teniendo un comportamiento muy irregular. Aunque las lluvias, con carácter general han sido beneficiosas, se han producido heladas, fuertes vientos, inundaciones y sobre todo reiteradas tormentas de pedrisco que hacen que a 30 de junio lleváramos una indemnización de más de 360 millones de euros entre líneas agrícolas y de pastos

En Murcia en los primeros seis meses de este ejercicio se han encadenado multitud de eventos climáticos adversos. Entre enero y marzo las bajas temperaturas han causado daños por helada en frutales, cítricos y algunas hortalizas, como lechugas o alcachofas. Además, desde el inicio de la primavera las intensas tormentas de pedrisco han dañado otras áreas de cítricos, fruta y hortalizas. A todo esto hay que unir daños por falta de cuajado en fruta. Por todo esto, la previsión de indemnizaciones para el primer semestre asciende a más de 60 millones de euros, prácticamente el doble que en el mismo periodo del 2017. Destacan los frutales, con más de 45,5 millones de euros.

-¿Por qué es importante contar con un seguro en el sector agrario? ¿Qué garantías ofrece?

-Contar con el respaldo de un seguro agrario supone muchas ventajas para el agricultor y el ganadero, entre las que nosotros destacamos que recibe una compensación que se ajusta al daño económico realmente sufrido y al nivel de cobertura contratado; el plazo de indemnización es siempre inferior a 60 días desde la recolección o desde el final de garantías; le permite preservar su nivel de rentas y, por tanto, la continuidad de la explotación y refuerza su solvencia financiera frente a instituciones financieras y frente a particulares.

Por estos motivos consideramos que el seguro agrario cada vez se contempla más como parte de la política de gestión de riesgos de una empresa agraria

-Durante estos meses se puede realizar la contratación de la línea de seguro de cítricos, ¿en qué consiste y por qué es recomendable para las empresas que trabajan con este tipo de productos?

-Este seguro cuenta con coberturas frente a los riesgos de helada, pedrisco, viento, riesgos excepcionales de fauna silvestre, incendio e inundación-lluvia torrencial y resto de adversidades climáticas. Incluye también garantías frente a la plantación y las instalaciones. En los últimos años esta línea de seguro se ha ido mejorando y adaptando a las necesidades del agricultor y a las particularidades de los cultivos. Destacan algunas de las introducidas en las últimas campañas: la flexibilización en la elección de las coberturas, la posibilidad de elección de garantías en función del destino de la producción y la nueva tabla de bonificación y recargos, pudiendo ser la primera de hasta un 40%.

No hay que olvidar que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de Enesa, otorga subvenciones a la prima de este seguro, lo cual abarata su coste para los citricultores.

-¿Qué diferencia a España de otros países en cuanto a indemnizaciones en este sector?

-El sistema de seguros agrarios español es uno de los más desarrollados y exitosos del mundo, comparable a los que existen en Estados Unidos y en Canadá. Entre los elementos que despiertan el interés yo citaría, sobre todo, que incluye coberturas para todos los cultivos y contra la práctica totalidad de los riesgos, no solo los más clásicos, como el pedrisco o el incendio -que son los que caracterizan a los seguros en otros países-, sino también climáticos y epizoóticos. El sistema dispone, además, de procedimientos y criterios técnicos muy elaborados, tanto en el diseño de los productos de seguro como en la gestión de las pólizas y en la tasación de los daños.

-¿Qué pasos quedan por dar para ofrecer mayores facilidades al sector agrario en su actividad y que puedan realizarla con garantía y seguridad?

-Los grandes ejes estratégicos continúan siendo la adaptación de los productos a las cambiantes necesidades de las explotaciones; mantener la calidad del servicio, tanto en contratación como en atención de los siniestros; y potenciar la cooperación con administraciones, organizaciones agrarias y entidades. En todos ellos se han contemplado nuevas acciones. Por citar algunas, potenciar la estrategia digital y de los servicios web; el empleo de sistemas de información geográfica; y prestar mayor atención a aspectos como la comunicación, tanto interna como externa, la cultura de empresa y la promoción del talento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos