Satisfacción en Vox por la «muy buena sintonía» con los populares

López Miras y Luis Gestoso conversan, ayer, en la Asamblea Regional. / G. CARRIÓN / AGM
López Miras y Luis Gestoso conversan, ayer, en la Asamblea Regional. / G. CARRIÓN / AGM

El partido radical exige acabar con las ayudas a «los chiringuitos ideológicos» y la autorización paterna para las «charlas con carga moral» en los colegios

Julián Mollejo
JULIÁN MOLLEJO

Las delegaciones del PP y Vox salieron satisfechas de la primera reunión que mantuvieron ayer para hablar sobre un posible acuerdo de investidura en la Región de Murcia. El encuentro tuvo lugar en un céntrico hotel de Cartagena y se centró en las propuestas programáticas de ambas formaciones.

«La reunión ha ido muy bien desde el punto de vista ideológico y programático», indicó Luis Gestoso, de Vox, tras la cita. Mientras que José Miguel Luengo, del PP, confirmó la existencia de «bastante sintonía» con sus interlocutores. Ambas comisiones negociadoras han quedado en volver a verse la próxima semana.

Vox no tendrá problemas en pactar con el PP, pero sí los planteará si sus votos sirven para asegurar un gobierno de coalición con Cs. En ese supuesto, que es el previsible, el partido exigiría contraprestaciones más duras, incluso su entrada en el mismo gobierno, precisó Gestoso.

El partido de la derecha radical puso ayer sobre la mesa un sencillo documento denominado 'Principios de Vox para la investidura del presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia', que incluye tres puntos, en principio asumibles por el PP.

El primero pide garantizar la libertad de los padres a elegir la formación moral de sus hijos, la autorización expresa de los padres para la asistencia de sus hijos a charlas o actividades «con carga ideológica o moral» y promover políticas en favor de la familia y la natalidad.

El segundo punto de las demandas de Vox reclama «combatir el infierno fiscal y administrativo actual» mediante la rebaja de impuestos y la reducción «del gasto político y en duplicidades, y de la financiación de chiringuitos ideológicos».

El tercero de los puntos se refiere al agua, el medio ambiente y el Mar Menor, y en él se habla en favor de un Plan Hidrológico Nacional, del mantenimiento del Trasvase Tajo-Segura y de lograr la dotación económica suficiente para «solucionar el desastre medioambiental del Mar Menor, asegurando la integración de la agricultura, el turismo y el medio ambiente».