Los pescadores avistan una gran mancha de aceite junto al Club Náutico de Lo Pagán

Medio Ambiente enviará hoy el barco 'Limpiamar' para que acote el vertido y pueda extraerlo

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Una mancha de aceite flotaba ayer por la mañana en la superficie del Mar Menor. Los pescadores alertaron del vertido a primera hora, cuando lo detectaron al salir del muelle pesquero hacia los caladeros, de modo que la Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar contactó con la Guardia Civil para que localizara el origen del derrame y activara los mecanismos de control de vertidos. La mancha ya se extendía sobre los 200 metros que separan el Club Náutico de Lo Pagán del Centro de Actividades Náuticas, en La Puntica.

La Guardia Civil levantó acta ayer del vertido en la orilla de Lo Pagán. «La Cofradía ha hecho lo correcto, porque estamos muy concienciados con la conservación del Mar Menor y con acabar con los vertidos», explicó ayer el patrón mayor, Jesús Gómez. Más difícil será localizar el origen del derrame, ya que con los barcos de pesca comparten dicha orilla las 436 embarcaciones deportivas del Club Náutico de Lo Pagán, recientemente ampliado, más las 200 amarradas al fondeadero próximo, situado en la ensenada de Villananitos y gestionado por el Club Náutico La Puntica. En la misma zona están, además, entre 30 y 40 barcos fondeados de forma ilegal.

Mar adentro

«La mancha no estaba dentro de nuestro puerto ni nadie nos ha comunicado su presencia», aseguró el gerente del Club Náutico, Ricardo Escribano, quien añadió que «la corriente se la ha debido llevar hacia adentro». El Club cuenta con un protocolo de actuación ante los vertidos, que comienza con la alerta a Protección Civil y continúa con el despliegue de las barreras anticontaminación para acotar cualquier sustancia arrojada al mar para evitar que se disperse y facilitar la extracción, con el fin de evitar que perjudique la calidad de las aguas y su fauna. «Incluso un litro de aceite o de combustible de un barco es capaz de extenderse en un área amplia rápidamente», explicó el gerente, quien matizó que no avisaron al servicio de Emergencias porque nadie les comunicó la presencia de la mancha.

La Guardia Civil tampoco informó del incidente a la Comunidad Autónoma, responsable del cuidado de la salud del Mar Menor, sobre todo a raíz de la crisis de eutrofización que registró hace dos años y que dio lugar a la creación del Comité Científico que realiza mediciones periódicas para detectar cualquier anomalía. Por eso, hasta hoy no podrá actuar el barco 'Limpiamar', que localiza y aspira los vertidos accidentales que puedan producirse en la laguna. «Si no se ha diluido, será posible aún eliminar la mancha, aunque lo correcto hubiera sido activar los protocolos al segundo, ya que los puertos cuentan con las barreras necesarias», explicó el director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo.

 

Fotos

Vídeos