e

Varios usuarios del centro de salud pinatarense esperan ante el mostrador para ser atendidos. / A. S.
Varios usuarios del centro de salud pinatarense esperan ante el mostrador para ser atendidos. / A. S.

Como medida extrema, el celador del centro de salud hace guardia en la puerta para desviar a los pacientes al hospital Los Arcos

ALEXIA SALAS

Algunos pacientes se desesperan en la sala de Urgencias del centro de salud de San Pedro del Pinatar, cuando el único médico disponible ha tenido que salir a atender una emergencia domiciliaria. Otros se marchan al hospital Los Arcos, y no son pocos los que dejan por escrito sus reclamaciones. «Las enviamos a la Gerencia del Servicio Murciano de Salud, pero no volvemos a saber nada y, desde luego, tampoco recibimos el segundo equipo de Urgencias que solucione el problema», explica un facultativo del centro de salud, que evita dar su nombre porque «al último coordinador lo apartaron por contar lo que pasaba».

No es nuevo que Urgencias cuente solo con un médico y un enfermero, que tienen que atender a los pacientes que llegan con problemas y, además, las emergencias exteriores. El colapso del servicio lo padecen desde hace años, pero desde el pasado 21 de febrero el malestar es aún mayor, pues la alcaldesa, Visitación Martínez, junto a la consejera portavoz, Noelia Arroyo, anunció «la incorporación inmediata del segundo SUAP -servicio de urgencias de atención primaria- desde el siguiente fin de semana» para los sábados y los domingos, y aún lo están esperando. «Nunca llegó», confirman los empleados sanitarios de Urgencias.

Aseguran que solo cuentan, desde el pasado enero y como es habitual, con el refuerzo de la campaña de la gripe, compuesto por otro médico y otro enfermero durante algunas horas los fines de semana. «Están aquí de tres de la tarde a diez de la noche los sábados, y de diez de la mañana a diez de la noche los domingos, pero nos dejan solos toda la madrugada, que es cuando suele haber más presión, desde casos habituales hasta intoxicaciones etílicas», explican.

Cuando tienen un aviso de salida, como medida extrema dejan al celador de guardia en la puerta, que desvía a los pacientes más graves al hospital. «Es un estrés terrible, que nos lleva a hacerlo todo corriendo y nos destruye psicológicamente», explica uno de los médicos. Ya han perdido la cuenta de los escritos enviados para pedir una solución.

Pacientes en riesgo

Lo que más les preocupa es que «puede haber pacientes que lo paguen con su vida, si llegan con un infarto o una reacción alérgica y estamos fuera». Los usuarios no solo dejan su queja por escrito. También lo comparten en las redes sociales. «Lo conté en tiempo real una madrugada del pasado noviembre porque llegué con una alergia que me produjo inflamación y no había médico, pero en la sala esperaban 15 personas, tres de ellos niños de menos de 5 años y con fiebre», cuenta Jorge Vera. A Jonatan García no se le ha olvidado la tarde en que esperaba el regreso del médico. «Llegó a las dos horas, pero coincidió con un hombre con un infarto, así que lo metieron en la ambulancia y se volvieron a ir», cuenta el joven.

A Carlos López le costó irse por su cuenta al hospital con un fuerte dolor abdominal, tras esperar una hora y media al médico en el centro de salud. «Al entrar ya te avisan de que no hay médico y que nadie sabe cuándo volverá, para que tú decidas qué hacer», cuenta el usuario. Si no hay otro aviso cuando la ambulancia vuelve, el equipo sanitario se encuentra con la sala llena de pacientes enfadados.

Para el portavoz del PSOE, José Lorenzo Martínez, «engañan y mienten para evitar la realidad, que nunca llegó el segundo SUAP que prometieron y que además han quitado al intérprete de árabe, lo que dificulta el trabajo del personal». «No se puede llenar todo de cemento gris como alternativa a unos servicios sanitarios de calidad», critica el portavoz socialista.

Según el portavoz municipal de Cs, José Luis Ros, «calificar un refuerzo de 19 horas a la semana como un segundo SUAP es la mentira política más clamorosa de la legislatura, y por ello deben asumir responsabilidades».

Explicaciones de la Consejería

La alcaldesa defiende que «el refuerzo de la gripe se ha quedado por el compromiso del Gobierno regional». «Necesitamos un segundo SUAP estable, pero de momento los demás recursos de la zona tienen orden de atender los avisos domiciliarios», señala en referencia a la ambulancia de San Javier, que en la práctica no se ocupa de las emergencias del municipio vecino, según confirman en el centro de San Pedro. Sanidad indica que los pacientes «cuentan con la UME de San Javier y de un hospital con servicio de Urgencias a menos de 15 minutos».