Tres detenidos por explotación laboral en una empresa de San Pedro del Pinatar

Agentes de la Policía Nacional intervienen en una empresa de San Pedro del Pinatar./Policía Nacional
Agentes de la Policía Nacional intervienen en una empresa de San Pedro del Pinatar. / Policía Nacional

Entre sus trabajadores había diez sin contrato y siete en situación irregular en España

EFE

La Policía Nacional ha detenido a los tres responsables de una empresa de San Pedro del Pinatar por explotación laboral ya que, entre sus 38 empleados, había diez sin contrato y siete de ellos en situación irregular en España, ha informado este viernes el citado cuerpo policial.

Los detenidos son dos españoles y un ucraniano de entre 45 y 55 años, a los que la Policía acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores y de otro de favorecimiento a la inmigración irregular.

La Jefatura Superior de Policía tuvo conocimiento de la posible explotación laboral a la que podrían estar sometidos trabajadores, la mayoría ucranianos, en el interior de una nave dedicada, entre otras actividades, al procesamiento, distribución y venta de derivados del pescado.

Numerosas pesquisas permitieron corroborar a los investigadores la situación irregular en la que se encontraban los trabajadores, quienes realizaban su función en horario nocturno y de forma indefinida, por lo que se estableció un dispositivo conjunto con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Murcia.

En el transcurso de este operativo fueron identificados 38 empleados, de los que una decena carecían de contrato laboral y 7 de ellos se encontraban en situación irregular en España. Además, se detectó la presencia de otros dos trabajadores que no tenían contrato y percibían subsidios o prestaciones por desempleo de forma simultánea.

Por las declaraciones tomadas a los empleados ha trascendido que su tarea consistía en extraer huevas del pescado y procesarlas en bandejas de un kilo, cobrando en función del peso del pescado procesado. Por tanto, todos ellos trabajaban a destajo, con un contrato de trabajo nocturno e indefinido.

Tras su toma de declaración en dependencias policiales se procedió a su puesta en libertad con cargos.