Una bienvenida armónica al otoño

Algunos de los participantes en las actividades. / AYTO
Algunos de los participantes en las actividades. / AYTO

Cientos de personas celebran la entrada del equinoccio con un festival en busca del equilibrio personal

LA VERDAD

Cientos de personas acudieron a la llamada del Festival Pinatar Om para realizar un homenaje al sol, coincidiendo con el equinoccio de otoño, a través de diferentes actividades con el fin de buscar «el equilibrio y el bienestar interior», al tiempo de fomentar el cuidado del medio ambiente y el respeto al entorno.

Una primera edición del evento, organizado por la Concejalía de Ferias del Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar, en la que se desarrollaron diferentes propuestas el domingo en varios escenarios del Centro de Ocio y Artes Emergentes, que incluyeron danza Bollywood y Bhangra impartida por Irene Luna, danza africana a cargo de Aziz Diouf, danza oriental con Alba Hayat y biodanza impartida por Carlos Campuzano.

Los conciertos fueron otro de los platos fuertes. Esfera Natural realizó un viaje de sonido con cuencos tibetanos y un baño de gong, tras la comida solidaria a beneficio de AmorxAmor; y Joakín López amenizó la tarde con sus instrumentos como el rabab, tradicional de Afganistán, el saz cura y la lavta turcos o el santur persa con sus 72 cuerdas.

Otras prácticas como yoga y tai-chi, además de metodologías impartidas por profesionales de las diferentes áreas, y talleres y charlas que se desarrollaron simultáneamente sobre hogares verdes, nutrición, equilibrio emocional, alimentación macrobiótica, aromaterapia y una meditación mística completaron una jornada cargada de emociones.

Además, los niños contaron con una ludoteca dinamizada por Mikaseda, en la que realizaron diferentes actividades, y un taller que llevó a cabo Ecoembes, organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje, en el que los más pequeños construyeron un 'atrapasueños' con materiales reciclados. También hubo un mercadillo sostenible con productos ecológicos, cerveza artesanal, jabones y esencias, amuletos, libros de autoayuda, abalorios y comida vegetariana. Un espectáculo de fuego clausuró la cita.

 

Fotos

Vídeos