Defensa arreglará aceras y alumbrado de la Ciudad del Aire para sacar a la venta las viviendas

Imagen de hace décadas, cuando aún no estaban urbanizados los alrededores, en la que se observa -en la segunda línea de mar- los jardines y las instalaciones deportivas que serán de uso público./
Imagen de hace décadas, cuando aún no estaban urbanizados los alrededores, en la que se observa -en la segunda línea de mar- los jardines y las instalaciones deportivas que serán de uso público.

Ya no será una colonia militar y se abrirán al público los parques y pistas deportivas

ALEXIA SALASSAN JAVIER

Ha llevado más años de negociación que muchos armisticios, pero finalmente el Ayuntamiento de San Javier ha logrado un acuerdo con el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) sobre el futuro de la Ciudad del Aire. Este residencial, construido hace unos 70 años para alojar a los militares destinados a la Academia General del Aire, dejará de ser una colonia del Ejército y se integrará en el planeamiento urbanístico del municipio como otra barriada. Defensa sacará a la venta las parcelas, aunque los propietarios no podrán aumentar la edificabilidad; es decir, que no se podrá construir más del volumen ya existente.

El Ayuntamiento tan solo permitirá incrementar 20 metros cuadrados para hacer garajes y trasteros. «Así evitaremos la especulación urbanística en esta zona privilegiada, tan cerca de la orilla del Mar Menor y con inmejorables comunicaciones», explica el concejal de Urbanismo, Antonio Luengo. Y otro requisito: no se podrán tocar los pinos centenarios ni de las parcelas privadas ni del exterior.

En el acuerdo entre las dos administraciones figura la cesión para uso público de las zonas verdes, las pistas deportivas adjuntas al Club de Oficiales y el parque con arbolado que se encuentra justo al lado, en el paseo de los Castillitos esquina con la calle Ronda de Levante.

La Comunidad Autónoma acaba de autorizar la modificación de la norma subsidiaria de planeamiento número 71 que garantiza la conservación de esta barriada de baja ocupación urbanística. Más de 376.082 metros cuadrados de zona residencial, parte de la cual se encuentra en primera línea del Mar Menor. El Ministerio tendrá vía libre para vender las casas vacías, aunque algunas de las 471 existentes están aún ocupadas por militares en activo o ya retirados, con los que tendrá que negociar la continuidad del alquiler, el desalojo o la venta.

A cambio de que no aumente el volumen de construcción, el Ayuntamiento permitirá a Defensa derribar las casas de Los Cabos, que se encuentran en avanzado estado de deterioro. El Invied podrá desalojar las últimas casas de los cabos que se encuentren ocupadas, proceder a su derribo y ofertar a un inversor la parcela completa, de 34.200 metros cuadrados, donde el Ayuntamiento sí le permitirá levantar un grupo de edificios, para compensar la baja densidad del resto de la urbanización.

Un barrio deteriorado

Defensa espera hacer frente a los gastos de urbanización de toda la colonia con la venta de esta parcela, ya que el acuerdo con el Ayuntamiento incluye que el Invied mejorará las aceras y asfaltado, repondrá las farolas en mal estado y renovará la red de saneamiento. Una cuantiosa inversión, a realizar en los próximos años, pero que ha sido «un requisito imprescindible para que el Ayuntamiento recepcione la urbanización y se haga cargo de los servicios públicos», señala el edil. «No se podía hacer nada hasta que se aclarase la situación urbanística, que ha supuesto muchos años de negociaciones y muchas reuniones con el Invied y con los vecinos», afirma Luengo.

Entre los gastos a los que tendrá que hacer frente Defensa están el ensanchamiento de algunas calles en las inmediaciones del colegio Nuestra Señora de Loreto. Según el edil, «el siguiente paso será que el Invied presente el proyecto de reparcelación y la obra de urbanización».